Templo de Hatshepsut, en Luxor

El templo mortuorio de Hatshepsut es el punto focal de Deir el-Bahri (“Monasterio del Norte”), un complejo de templos funerarios y tumbas ubicadas en la orilla oeste del río Nilo, frente a la ciudad de Luxor (antigua Tebas), en Egipto.

Day 07 - Queen Hatchepsut Mortuary Temple 01

Hatshepsut fue una reina-faraona. Su templo, conocido como Djeser-Djeseru (“esplendor de los esplendores”), fue diseñado y llevado a cabo por Senemut, mayordomo real del faraón, por su culto póstumo.

Historia del templo de Hatchepsut


Hatchepsut's Temple

Maatkare Hatshepsut o Hatchepsut (finales del siglo XVI a.C. – 1.482 a.C.) fue el quinto faraón de la 18º dinastía del Antiguo Egipto. Ella es considerada generalmente por los egiptólogos modernos como uno de los faraones más exitosos, gobernando más tiempo que cualquier mujer gobernante de una dinastía indígena.

Hatchepsut era la hija del faraón Tutmosis I y esposa de su sucesor Tutmosis II, quien murió antes de que ella diera luz a su hijo. En lugar de hacerse a un lado, la reina, valiente, se convirtió en co-regente de su hijastro, el joven Tutmosis III. Pronto asumiría el poder absoluto.

Luxor - Temple of Hatchepsut III

Para legitimar su posición de poder, Hatshepsut era representada de una manera masculina con un tocado real, una falda escocesa e incluso una barba postiza. Ella fue una prolífica constructora que puso en marcha cientos de proyectos en todo el Alto y Bajo Egipto. Bajo su reinado, las redes comerciales de Egipto comenzaron a ser reconstruidas después de su interrupción durante la ocupación de los hicsos durante el Segundo Periodo Intermedio de Egipto.

Se cree que Hatshepsut gobernó desde el 1.503 a.C. hasta el 1.482 a.C. Josefo escribe que reinó durante 21 años y 9 meses. Hatshepsut es considerada por muchos como la reina más antigua de la historia, como la primera mujer conocida para llevarse el título de Faraón, y la primera como la gran mujer de la historia.

Tras la muerte de Hatshepsut, Tutmosis III se convirtió en faraón. Quizás temiendo un desafío a su legitimidad como sucesor, inmediatamente esculpió todas las imágenes de Hatshepsut fuera de sus templos, monumentos y obeliscos, llevando su reinado a un notable olvido hasta su redescubrimiento por partes de los arqueólogos modernos.

En la historia más reciente, la tragedia golpeó en 1.997, cuando 58 turistas y 4 guardias egipcios fueron asesinados por terroristas en las terrazas de este complejo. Los asesinos secuestraron a un conductor para escapar, pero este se estrelló deliberadamente en el Valle de las Reinas. A día de hoy todos los sitios de la zona están fuertemente vigilados y cuenta con múltiples vayas de protección. Desde entonces, no se han producido ataques contra turistas en Egipto.

¿Qué podemos ver en el templo de Hatchepsut?


Temple of Hatchepsut

Una calzada de 100 metros conduce al templo, el cual consta de 3 patios terraza cubiertos de relieves escultóricos, originalmente esfinges, que probablemente se alineaban en la ruta de acceso desde el Nilo hasta la base del templo. Las terrazas tienen un aspecto austero, aunque en la época de Hatchepsut contaban con árboles de mirra, jardines y fuentes. Fue la propia reina quien adquirió los árboles en un famoso viaje a la tierra de Punt, el cual se representa en una de las columnas de la terraza media.

Las parejas de leones flanqueaban la parte superior e inferior de la rampa de la terraza media; uno de ellos sobrevive hasta nuestros días.

Birth Colonnade

El lado derecho de la terraza contiene una Columnata de Nacimiento con relieves desteñidos de origen divino de Hatchepsut. De izquierda a derecha: sus padres Tutmosis I y la reina Ahmosis sentados; los dioses llevan a Ahmosis a la cámara de nacimiento: el dios Khnum introduce a Hatchepsut y su ka (ambos representados como niños) en un torno de alfarero; Bes y Heqet (una deidad rana) miran; diosas la amamantan y Thoth graba detalles de su reinado.

Anubis

Al final de la Columnata de Nacimiento y bajando unos escalones se encuentra la capilla de Anubis, con columnas estriadas y coloridos murales. En el nicho de la derecha, Tutmosis III es mostrado ofreciendo vino a Sokaris (un dios sol con cabeza de halcón). Hathor se encuentra en la pred de enfrente. Otras paredes muestran a Hatchepsut desfigurada después de su muerte y a Tutmosis realizando ofrendas a Anubis (el dios con cabeza de perro).

My photo is in Wikipedia...:) (ديرالبحري)

El lado izquierdo de la terraza está ocupada por la Columnata de Punt, cuyos relieves representan el viaje de Hatchepsut a la Tierra de Punt (el lugar de nacimiento de Amón) para traer de vuelta árboles de mirra para su templo. Este destinos e cree que se encuentra por la actual Somalia. De izquierda a derecha: Amun comisiona el viaje; barcos egipcios navegan por la costa del Mar Rojo y son recibidos por el rey de Punt y su esposa; los egipcios ofrecen hachas de metal, además de otros bienes como los propios árboles de mirra, ébano, marfil o pieles de pantera. El último relieve muestra los árboles que son plantados en el templo.

Al final de la Columnata de Punt, se encuentra la Capilla de Hathor, con capiteles en forma de la cara de la diosa. En la primera cámara, Hathor aparece en diferentes formas humanas y succiona a Hatchepsut (todavía no desfigurada) en la pared de la izquierda. La siguiente cámara tiene relieves muy coloridos con procesiones de festivales.

Hathor headed column

En el interior del santuario de la Capilla de Hathor se encuentran relieves de Hatchepsut (también preservados de la destrucción) adorando a Hathor en la izquierda y un retrato de Senenmut en la derecha. Senenmut era el cortesano favorito de la reina que cayó en desgracia por razones misteriosas después de 15 años de cercanía con ella y su hija Neferure. Cuando este santuario fue descubierto por primera vez, contenía pilas de cestas llenas de penes de madera, quizá utilizados en los rituales de fertilidad.

Luxor, Hatchepsut's memorial temple Djeser Djeseru

En la terraza superior se encuentra el Djeser-Djeseru (“Esplendor de los esplendores”), una estructura porticada construida en un acantilado que se eleva bruscamente. Desde la distancia, el templo parece una pirámide de cuatro alturas que representa el montículo donde nació Amón. A la terraza superior se accede por una rampa flanqueada por cabezas de buitres. Esta terraza se abrió recientemente al público tras años de excavaciones y restauraciones de arqueólogos egipcios y polacos. Desde aquí se puede contemplar una hermosa vista del valle del Nilo.

El Santuario de Hatchepsut se encuentra a la izquierda del complejo; cuenta con relieves de sacerdotes y escenas de ofrendas. En el otro lado, se encuentra en Santuario del Sol, un patio abierto con un altar central. En el centro, en el extremo trasero se puede encontrar el santuario de Amón, excavado en el acantilado y que se alinea de manera que apunta hacia la tumba de Hatchepsut en el Valle de los Reyes.








0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario