Tiendas “klek”, exclusivas de Sofía

Los vendedores ambulantes son una parte común en ciudades de todo el mundo. La incapacidad de pago de una renta alta o la falta de espacio comercial barato, han empujado a estos pequeños comerciantes a las calles, y, en algunos casos, a los sótanos, como en la capital búlgara de Sofía.

Conocidas como tiendas “klek”, estas tiendas en sótanos son exclusivas de la ciudad de Sofía. Las tiendas se encuentran en el sótano de distintos edificios, con una única ventana que da a la acera, por lo general por debajo del nivel de la rodilla. Esto es por lo que se conocen como tiendas “Klek” (klek en búlgaro significa “de cuclillas / agachado”). Los productos se muestran en la acera y, cuando un cliente quiere pedir algo, tiene que ponerse en cuclillas y hablar con el comerciante, del que únicamente se ve la cara en un oscuro sótano.

Los propietarios de tiendas Klek fueron algunos de los primeros empresarios de Bulgaria tras la caída del comunismo hace ya más de veinte años. Cuando cayó el comunismo y la propiedad privada de la producción pasó a ser legal, estas fueron una de las primeras pequeñas empresas que aparecieron. Los sótanos se convirtieron en pequeños comercios, que atendieron a los ciudadanos con bebidas, aperitivos, alcohol y cigarrillos.

Muy coloridos y cubiertos por un cristal, los estantes de las tiendas muestran todo lo que ofrecen. A veces, en lugar de las mercancías reales, se muestran imágenes de los productos.

Algunas tiendas klek incluso se dedicaron a la reparación de calzado y otros servicios similares. Muchas de las tiendas permanecen abiertas hasta la noche y, a veces, incluso las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Por desgracia, las tiendas Klek están desapareciendo lentamente con el tiempo.













0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario