Torre de Centum Cellas en Colmeal da Torre, Portugal

A las afueras de Belmonte (Portugal), en un pequeño lugar llamado Colmeal da Torre, acecha una enigmática torre que ha existido desde el siglo I d.C. La torre es conocida como torre de Centum Cellas.

Conduciendo por la carretera N18, de norte a sur, casi llegando a Belmonte, los visitantes son recibidos por una misteriosa torre que se alza en la distancia, en el extremo izquierdo. El edificio se asemeja a una antigua corona de piedra, perseguida constantemente por bandadas de pájaros que vuelan alrededor del edificio y anidan en las grietas de las rocas.

Muchos visitantes que entran a la torre califican la sensación de espeluznante.

Torre de Centum Cellas

Se cree que la torre fue parte de una villa romana conocida como Villa de Lúcio Cecílio, perteneciente a un comerciante de estaño de una de las zonas mineras más ricas del imperio romano.

Centum Cellas

Sin embargo, existen otras teorías sobre su existencia

Una teoría sugiere que la estructura fue una cárcel con 100 celdas, de ahí el nombre «Centum Cellas», donde supuestamente estuvo preso San Cornelio. Algunos también creen que el edificio pudo haber sido un campamento romano para los militares.

Por otro lado, los trabajos arqueológicos durante las décadas de 1960 y 1990 sugieren que en realidad fue solo una villa.

Torre de Centum Cellas

En algunos registros históricos se afirma que, durante la Edad Media, la torre tuvo una gran importancia militar debido a su proximidad a la frontera con el antiguo reino de León. También se sabe que en el siglo III fue destruida por un incendio, y reconstruida años más tarde.

Sitio Arqueologico Centum Cellas

La torre es rectangular y mide aproximadamente 12 metros de altura. No tiene techo ni suelos. También hay varias ventanas alrededor del edificio.

Se puede acceder libremente al interior del recinto de la torre a través de dos puertas. Hay trabajos arqueológicos en curso en el sitio, sin embargo los visitantes pueden ingresar a la torre.










Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *