Un baño al aire libre en Mystic Hot Springs

En Mystic Hot Springs, en Monroe, Utah, el agua caliente fluye por las profundidades a una temperatura aproximada de 75 grados centígrados a una velocidad cercana a los 760 litros por minuto. El agua viaja a través de un largo canal, y se va enfriando a medida que fluye y se distribuye a varios lugares de la zona. En el momento en que llega a dos piscinas de hormigón y ocho tinas de baño de época, el agua sale a una temperatura de unos 37-43 grados. Cientos de turistas vienen aquí para disfrutar de estas aguas ricas en minerales.

Las ocho grandes bañeras se alzan en la cima de la colina desde donde se puede tener unas vistas impresionantes del valle. Cada bañera se limpia y se llena de agua a diario, y las piscinas más bajas se vuelven a llenar con agua dulce una o dos veces por semana.

El agua que sale de las piscinas y bañeras, desemboca en 5 estanques de peces tropicales, los cuales se mantienen alrededor de 24 grados centígrados durante todo el año. Esto hace que sea posible mantener peces tropicales exóticos como Koi, Mollies, cíclidos africanos y guppies.

El sitio fue originalmente llamado Monroe Hot Springs. Comenzó como una piscina de madera que Thomas Cooper y su mujer construyeron en la zona en 1.882 para recoger el agua caliente de los manantiales y utilizarla como una piscina de inmersión. Más tarde, hacia 1.905, un edificio fue erigido. Contaba con una pista de baile, una piscina cubierta, y muchos vestuarios. Gran cantidad de turistas vinieron desde muy lejos para disfrutar de un remojón y un buen baile.

Hoy, el sitio es conocido como Mystic Hot Springs y es administrado por Mike Ginsburg, quien adquirió la propiedad hace 19 años.








0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario