La misteriosa erección de Victor Noir

El Cementerio Père Lachaise en París es lugar en el que descansan muchos famosos fallecidos, incluyendo a Oscar Wilde y Jim Morrison. La tumba de Oscar Wilde, en particular, es muy popular. Sus fans han “ahogado” la tumba con besos, dejando marcas de labios por todas partes . Muchos visitantes, después de acudir a la tumba del famoso escritor irlandés, se trasladan a la parcela adyacente en la que se encuentra Victor Noir.

Es perfectamente razonable preguntar quién es Víctor Noir, igual que hace un siglo y medio cuando el hombre estaba vivo. Victor Noir era un joven corriente que se encontraba en el lugar equivocado en el momento equivocado. Nadie lo conocía hasta que murió. Sin embargo, su reciente culto no tiene nada que ver con la forma de su muerte ni con sus consecuencias políticas, sino más bien con el misterioso abultamiento de sus pantalones.

Victor Noir trabajó como aprendiz de periodista para el periódico La Marseillaise, en París en el siglo XIX. En ese momento, el propietario del periódico, Henri Rochefort, y el editor, Pascal Grousset, se vieron envueltos en un conflicto con el príncipe Pierre Bonaparte, sobrino de Napoleón y primo del entonces emperador Napoleón III. Con el fin de resolver el asunto de una manera algo extravagante, Grousset envió a Victor Noir y a otro de sus empleados a la casa de Bonaparte para desafiarle un duelo. El príncipe Bonaparte inicialmente declinó el desafío y afirmó su disposición a luchar contra Rochefort en su lugar pero, poco después, Bonaparte sacó una pistola y disparó a Victor Noir, que quedó en el suelo sin vida.

El asesinato de un periodista por un miembro de la familia del emperador enfureció al pueblo y, el día del funeral, unas 100.000 personas se presentaron en la casa de Noir en Neuilly. Pierre Bonaparte, por su parte, fue absuelto de la acusación de asesinato, lo que provocó una serie de manifestaciones violentas en toda la ciudad. Más tarde ese año, los prusianos invadieron Francia y el imperio fue derrocado.

El martirio de Victor Noir fue poco a poco olvidado y el joven periodista descansó pacíficamente en su ciudad natal de Neuilly durante los siguientes veinte años, hasta que su nombre comenzó a estar de nuevo en la calle. Esta vez, se tomó la decisión de erigir un monumento en su nombre. El renombrado escultor francés Jules Dalou se encargó de crear la escultura en bronce.

Dalou eligió representar a Victor Noir en su momento de la muerte. Utilizando bocetos hechos por la prensa, Dalou esculpió una efigie de bronce de tamaño natural de Víctor tirado en el suelo como si acabara de caerse cuando conoció a la muerte de manera antinatural. Por razones desconocidas, Dalou decidió dar a la escultura un bulto notable bajo el cinturón.

Si alguien se dio cuenta en aquel momento, no lo sabemos, pero en la década de 1.970 comenzó un mito: si se frotaba la entrepierna y se besaba la estatua en los labios, traería a las mujeres la fertilidad plena y una vida sexual feliz.

A día de hoy, se puede ver que la zona de la entrepierna y labios de la estatua de Victor Noir están notablemente desgastadas, mientras que el resto de su cuerpo tiene el tono verdoso usual del bronce oxidado. En 2.004 se erigió una valla alrededor de la estatua de Noir para impedir tocamientos indecentes de la estatua, aunque fue algo que agitó tanto al público que fue quitada rápidamente.













1 comentario

  1. Placas funerarias
    julio 27, 14:33 Reply
    Si es cierto, la primera vez que visité este cementerio, mi madre me contó que había una estatua que si se la toca se puede tener hijos, y que algunas veces, mujeres "estériles" han tenido hijos. Pero este hombre es muy desconocido en Francia, solo su mito.

Dejar un comentario