Wake: el espacio y el tiempo en Seattle

Olympic Sculpture Park, en la ciudad de Seattle (Estados Unidos), se extiende por una superficie de 3,6 hectáreas repletas de obras de arte monumentales, vistas increíbles de la bahía de Elliott y una obra monolítica titulada «Wake».

Wake ubicada en un pequeño terraplén hacia Western Ave, se compone de cinco módulos idénticos, cada uno con dos secciones en forma de S colocadas en relación invertida entre sí. Las superficies cóncavas y convexas sugieren maremotos o perfiles de acorazados.

Wake

Obra del artista Richard Serra, en Wake se utilizan materiales y escalas para alterar la percepción y comprometer el cuerpo, fomentando la conciencia de nuestra relación con el espacio.

Para su autor, el espacio es una sustancia tan tangible como la escultura.

"Wake"

Las poderosas siluetas de Wake ocultan una compleja configuración de sus partes: el todo no se puede conocer de una vez, solo se experimenta con el movimiento físico y progresivamente en el tiempo.

Wake

Las imponentes formas de acero curvas de la obra se lograron con imágenes de ordenador y máquinas que fabrican cascos de barcos, incluida una máquina desmilitarizada que una vez fabricó submarinos nucleares franceses.

Cada pieza que compone Wake mide 4 metros de alto, 14,5 de largo, 1,8 de ancho y pesa 60 toneladas.

Wake

El efecto industrial de Wake, inaugurada en 2004, hace a los visitantes olvidarse por un momento que se encuentran en un gran y exuberante parque frente a la impresionante bahía de Elliott.

Referencias:
seattleartmuseum.










Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *