El puente levadizo más pequeño del mundo

Somerset Bridge es un pequeño puente ubicado en la parroquia occidental de Sandys, en las Bermudas, conectando la isla de Somerset con la parte continental. El puente está construido de piedra, con excepción de un pequeño y estrecho arco cerca de uno de sus extremos que permite a los pequeños barcos pasar por debajo. Hay suficiente espacio como para que pase una lancha cómodamente, pero no un velero.

Para permitir que un barco con mástil pequeño pase por debajo, existe una sección levadiza en este pequeño puente. Esta sección tan solo tiene 32 centímetros de ancho, convirtiéndose así en el puente levadizo más pequeño del mundo.

El puente original se construyó en el año 1.620 y aquella versión fue reconstruida en gran parte, a mediados del siglo XX, conservando parte de la mampostería original. El puente levadizo se planteó inicialmente con una manivela para levantarlo, pero a día de hoy es un tramo voladizo de poco espesor.

Aunque no es una atracción propiamente dicha, la reputación de este puente único se ha ganado un lugar en el reverso de los billetes de 20 dólares de las Bermudas que se emitieron en el año 2.009.













0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario