Martillos de vapor de la era industrial


De pie, luciendo con orgullo en la entrada a la ciudad industrial francesa de Le Creusot, en la región de Bourgogne, en la parte oriental del país, se encuentra el colosales martillo de vapor Creusot, construido hace más de un siglo. Al ser un antiguo pueblo minero cuya economía ahora está dominada por compañías multinacionales metalúrgicas, el martillo de vapor es la atracción principal de Le Creusot.


Martillo de vapor utilizado para la forja de acero en Midvale Steel Company, en 1.905.

El martillo de vapor define la era industrial. Se trata de una enorme máquina que puede aplicar toneladas de fuerza a masas de hierro y conseguir dar forma, algo que era imposible conseguir con las manos. La posibilidad de utilizar el vapor para mover un martillo fue sugerida por primera vez por James Watt, cuya invención, la máquina de vapor, condujo a la revolución industrial del siglo XVIII. James Watt presentó una patente en 1.784, pero no fue hasta 1.840 cuando el primer martillo de vapor fue construido para satisfacer las necesidades de la forja, cada vez utilizando componentes más grandes de hierro o acero.


Martillo de vapor en Sandviken, Suecia.

Parece ser que el martillo de vapor fue reinventado de forma independiente por dos personas diferentes, dos ingenieros contemporáneos: uno escocés, James Nasmyth (1808-1890), y el otro francés, François Bourdon (1797-1865). A ambos se les ocurrió la idea en el mismo año, 1.839, y ambos estaban tratando de resolver el mismo problema de dar forma a ejes y manivelas para los cada vez más grandes motores de vapor utilizados en las locomotoras. Cuando ambos llegaron a saber sobre el trabajo del otro, surgió una disputa sobre quién había inventado la máquina. Bourdon fue quien construyó la primera máquina, pero Nasmyth afirmó que fue construida a partir de una copia de su diseño.


Martillo de vapor en Western Museum of Mining & Industry, Colorado, Estados Unidos.

El primer martillo de vapor de Bourdon, el primero en el mundo, fue construido en 1.840 para Schneider & Co. en Le Creusot. Pesaba 2.500 kilos y se elevaba hasta 2 metros. Schneider & Co. llegó a construir 110 martillos de vapor entre 1.843 y 1.867 con diferentes tamaños, pero con tendencia hacia máquinas cada vez más grandes.


Martillo de vapor Creusot, en Le Creusot, Francia.

Con el tiempo, los integrantes de Schneider & Co. decidieron que era necesario un martillo de proporciones colosales, y el martillo de vapor Creusot fue construido en 1.877. Con la capacidad de aplicar una fuerza de hasta 100 toneladas, el martillo Creusot fue el más grande y más poderoso en el mundo, manteniéndose así durante 14 años, hasta que Estados Unidos construyó un martillo aún más grande capaz de aplicar una fuerza de 125 toneladas. Su diseño fue copiado, después de comprar los derechos de patente apropiados, del martillo Creusot de Le Creusot.


Martillo de vapor en Brightside, Inglaterra.

Poco a poco, las prensas hidráulicas y mecánicas fueron dejando obsoletos los grandes martillos de vapor de la era industrial. Una moderna prensa hidráulica podía aplicar una fuerza de alrededor de 80.000 toneladas, en comparación con las 100 toneladas del martillo Creusot.


Martillo de vapor Nasmyth & Wilson, en la Universidad de Bolton.

Muchos de estos martillos de vapor hoy se erigen como monumentos en los lugar originales en los que fueron construidos. Otros han sido reubicados en parques públicos. Uno de los martillos más grandes, el de Nasmyth & Wilson, se encuentra en el campus de la Universidad de Bolton, en Bolton, Inglaterra, y uno algo más pequeño en Wigan Pier. Otro martillo inglés de la década de 1.860 se encuentra en un parque en Sandviken, Suecia, y un martillo de 1.856, Nasmyth, se muestra dentro de la Institución Smithsonian de Washington DC.


Martillo de vapor en Björneborgs, Suecia.

El martillo de vapor Creusot en Le Creusot es el ejemplo más grande de su tipo en el mundo. Fue desmontado en 1.969 de su ubicación original y montado en la plaza pública de la ciudad. Con pocos rivales que le plantasen cara, el martillo fue nombrado un “hito histórico de la ingeniería” por la Sociedad Americana de Ingenieros Mecánicos en 1.981.


Martillo de vapor Nasmyth en M54 Services, Telford, Inglaterra.


Pequeño martillo de vapor en North Woolwich, Londres, Inglaterra.


Martillo de vapor Powered cerca de Wigan Pier, Inglaterra.