Las torres de Bolonia


En los tiempos medievales, la ciudad de Bolonia, en el norte de Italia, no debió ser muy diferente a la ciudad de Manhattan hoy en día. Cientos de torres elevadas se alzaban al cielo con vistas a un mar de tejados rojos. Estas torres fueron símbolos del estatus de las familias ricas de la ciudad para demostrar su poder e importancia.


Modelo 3D generado por ordenador de la Bolonia medieval. Crédito de la foto: www.cineca.it

Entre los siglos XII y XIII, Bolonia llegó a contar con 180 torres, posiblemente más. En el siglo XIII, muchas torres fueron derribadas, mientras que otras simplemente se derrumbaron. Las torres que sobrevivieron se utilizaron posteriormente de diferentes maneras, sirviendo como prisión, tiendas o edificios residenciales, entre otros. Las últimas demoliciones tuvieron lugar en 1.917, cuando dos torres fueron derribadas por un ambicioso pero retrospectivamente desafortunado plan de reestructuración para la ciudad.


Representación de lo que pudo haber sido Bolonia en sus días medievales.

Hoy en día no quedan más de veinte torres en pie en Bolonia. Las más famosas de ellas son las torres Asinelli y Garisenda, cuyas icónicas formas inclinadas proporcionan un símbolo popular para la ciudad.

Ambas torres obtuvieron el nombre de los apellidos de sus respectivas familias. La Torre Asinelli es más alta, con 97 metros, pero la torre más baja, Garisenda, que cuenta con 48 metros de altura, tiene una inclinación más visible, sobresaliendo 3,2 metros.


Vista de la Torre Garisenda de la Torre Asinelli.

Ambas torres fueron originalmente de altura similar, entre unos 60-70 metros, pero cuando la Torre Garisenda comenzó a inclinarse, su altura se rebajó en el siglo XIV. Por otra parte, en el siglo XIV, la Torre Asinelli fue tomada por la ciudad y se transformó en una prisión y pequeña fortaleza. Durante este período se agregó una construcción de madera alrededor de la torre con una altura de 30 metros adicionales. Antiguamente ambas torres estuvieron conectadas por una pasarela aérea. La pasarela fue destruida durante un incendio en 1.398.

Hoy en día, es posible subir los escalones de madera hasta la cima de las torres para una visión fantástica de la ciudad.


Vista desde la torre Asinelli.


Las dos torres Garisenda (izquierda) y Asinelli (derecha).


Representación del horizonte medieval de Bolonia.










Quiza tambien le interese

0 Comments

Todavia sin comentarios!

Puede ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario