Jardines de Désert de Retz, en Francia

En las inmediaciones del bosque de Marly en la comuna de Chambourcy, a unos 15 kilómetros al oeste de París (Francia), François Racine de Monville tenía a su disposición una finca de grandes proporciones. Siendo un aristócrata francés del siglo XVIII con ingresos pasivos considerables generados por numerosas propiedades de tierras en Normandía, Monville tenía poco de qué preocuparse por las finanzas. Con mucho tiempo libre, decidió aprender nuevas habilidades sociales y perfeccionar sus muchos talentos, algo que le convirtió en aún más popular de lo que era.

Se dice que Monville bailaba tan bien que era invitado constantemente a todos los bailes. También era un jinete consumado, sobresalía en esgrima, tocaba la flauta y el arpa, y podía disparar un arco y una flecha «tan bien como un indio». Sin embargo, fue en la arquitectura y en el diseño del paisaje donde realmente sobresalió.

Le Désert de Retz

El virtuosismo arquitectónico de Moneville se puede comprobar en su finca antes mencionada, la cual el aristócrata adquirió en el año 1774.

Moneville llamó a la finca «Désert de Retz».

Etang du désert de Retz
Estanque en «Désert de Retz».

En los extensos terrenos de esta finca/jardín de 40 hectáreas, Monville erigió casi dos docenas de «locuras», cada una representando diferentes períodos de la historia y partes del mundo. Había una casa china, una iglesia gótica en ruinas, un templo griego también en ruinas, un obelisco egipcio, una tienda tártara y una casa en forma de pirámide.

Désert de Retz
Casa de la Columna Rota en Désert de Retz.

La parte más popular de la finca fue la «Casa de la Columna Rota», llamada así porque tomó la forma de una columna clásica en ruinas. Dentro de la estructura truncada había una escalera de caracol conectada a cinco pisos con habitaciones para los visitantes de Monville, aunque el propio Monville prefiría quedarse en la casa china, mucho más pequeña.


Sección transversal de la Casa de la Columna Rota en Désert de Retz. Imagen: Wikimedia.

Cuando estalló la Revolución, Monville vendió Désert de Retz con la intención de huir del país, pero no lo hizo. Quizás el panorama político rápidamente cambiante durante la Revolución influyó en que se quedara. En 1794 Monville fue arrestado y encarcelado, habiendo sido declarado culpable por un Tribunal Revolucionario.

Fue puesto en libertad menos de tres meses después, ocho días después de la ejecución de Maximilien Robespierre, que marcó el final del Terror. El breve período de Monville en prisión le derrumbó tanto física como fisiológicamente, y murió con problemas de salud tres años después a la edad de 64 años.

La tente tartare du Désert de Retz
Tienda tártara en Désert de Retz.

Désert de Retz pasó por manos de varios propietarios privados. En la década de 1930 la finca fue abandonada y entró en un largo período de decadencia. Durante este período, varias estructuras se derrumbaron y desaparecieron, entre ellas la casa china.

Désert de Retz
Casa-pirámide en Désert de Retz.

Désert de Retz

El jardín fue redescubierto en la década de 1950 por André Breton y sus amigos surrealistas. Desde mediados de la década de 1980, Désert de Retz ha sido objeto de una intensa restauración, devolviendo partes del paisaje a lo que eran durante la época de Monville. La «Casa de la Columna Rota» en particular fue sido cuidadosamente renovada.










Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *