Pueblo fantasma de Dhanushkodi, en la India

En medio del estrecho de Palk, entre India y Sri Lanka, hay una pequeña isla alargada llamada Pamban, la cual está conectada a la parte continental de la India por un puente ferroviario de dos kilómetros de longitud y cien años de antigüedad.

Este puente de Pamban, el único enlace de conexión con la parte continental, se considera uno de los más peligrosos de la India. El viento es tan fuerte aquí que los trenes disminuyen su velocidad al cruzar, de lo contrario seguramente caerían al mar. El diseño del puente tampoco ofrece mucha confianza. Las vías transcurren directamente sobre los pilotes, sin barandillas, como se puede ver en la siguiente imagen.

Puente Pamban

Cada año, decenas de miles de peregrinos hindúes se enfrentan al viaje de 10 minutos sobre el puente para rendir homenaje al dios Rama, quien se supone que construyó, como dice la leyenda, un puente de piedra flotante que cruza el mar hasta Sri Lanka, con el objetivo de rescatar a su esposa Sita de su secuestrador, el demonio malvado rey Rávana.

Aquí, gran parte de la población vive en dos ciudades, Pamban y Rameswaram (en el extremo noroeste de la isla), cerca del continente indio. Pero hace medio siglo, en el extremo opuesto de la isla de Pamban, una estrecha franja de arena estaba igualmente poblada. La ciudad de Dhanushkodi, en el extremo sureste de la isla de Pamban, fue una vez una ciudad comercial floreciente que rivalizó con Rameswaram en tamaño y población, con más de 600 hogares, escuelas, iglesias, hospitales y una estación de ferrocarril. Al estar situada a apenas 30 kilómetros de la isla Mannar de Sri Lanka, Dhanushkodi era una conexión crítica entre los dos países con servicios regulares de ferry que transportaban a viajeros y comerciantes por igual.

Lamentablemente, Dhanushkodi fue borrada del mapa hace poco más de cincuenta años por un terrible ciclón.

Dhanushkodi se situaba en una ubicación muy vulnerable. Con la Bahía de Bengala a un lado y el Océano Índico al otro, la isla era propensa a frecuentes tormentas y ciclones. Menos de un kilómetro separaban los dos mares.

En la noche del 22 al 23 de diciembre de 1.964, un gran ciclón, una de las tormentas más poderosas que jamás haya golpeado Sri Lanka y la India costera, tocó tierra en la isla Pamban con una velocidad del viento estimada de 240 kilómetros por hora. El viento intenso provocó una marejada ciclónica de 23 pies (7 metros) de altura que sumergió completamente la ciudad de Dhanushkodi y derribó en tierra cualquier estructura que hubo en pie. Un tren entero con 115 personas a bordo fue arrastrado, acabando con la vida de todos sus ocupantes. Al menos 800 personas perdieron la vida solo en Dhanushkodi. Las bajas totales en la isla de Pamban se estiman en 1.000.

Tras el ciclón, el gobierno indio declaró que la ciudad no era apta para la habitación humana, y los sobrevivientes fueron reubicados en Rameswaram y otros lugares cercanos.

Dhanushkodi

Hoy en día, Dhanushkodi está abandonada, con multitud de ruinas por todas partes. A lo largo de los años, muchos pescadores han regresado a Dhanushkodi y han tratado de hacer de la ciudad devastada su hogar. Viven en casas de paja improvisadas y cavan pozos en la arena con sus propias manos en busca de agua potable. No hay electricidad ni comodidades de ningún tipo. El gobierno les insta a reconstruir sus vidas en otro lugar, pero unos 500 pescadores están decididos a quedarse.

En 2.017, se construyó una nueva carretera que conecta Dhanushkodi con Rameswaram en un esfuerzo por promover el pueblo fantasma de Dhanushkodi como destino turístico.

Dhanushkodi
Chozas de pescadores en Dhanushkodi.


Ruinas de la antigua estación de tren de Dhanushkodi.


Iglesia de Dhanushkodi destruida, con el altar todavía visible.

Dhanushkodi

Iglesia Dhanushkodi










Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *