San Galgano y la espada en la piedra

La historia del rey Arturo y su legendaria espada Excálibur, la cual sacó de una roca para demostrar su derecho divino al trono, es bien conocida. Pero lo que es ficción para los británicos, es un hecho para los italianos, ya que en una abadía toscana en Montesiepi existe una espada hundida en una roca sólida.

La espada, de la que solo se ve la empuñadura y unos pocos centímetros de la hoja, ahora se conserva en la abadía de San Galgano, en la ciudad de Montesiepi, a unos 30 kilómetros de Siena. La leyenda dice que Galgano Guidotti, un noble toscano del siglo XII, introdujo la espada en la roca tras una visión del arcángel Miguel por la que renunció a su vida de violencia y lujuria en favor de una pequeña ermita para posteriormente convertirse en santo.

Espada clavada en la roca

Nacido en el año 1.148 en la pequeña ciudad de Chiusdino, se dice que Galgano llevó una vida despiadada en sus primeros años. Aunque se convirtió en un caballero y entrenó en el arte de la guerra, se decía que era arrogante y llevaba la vida de un matón, hasta que el arcángel Miguel apareció ante él y le mostró el camino de la salvación. En su visión, Galgano siguió a arcángel hasta la colina de Montesiepi, donde se encontró con los doce Apóstoles y Jesús. Después de la visión, el caballo de Galgano se negó a obedecer sus órdenes para retirarse del lugar y acudió por sí solo a la colina real de la visión de su amo. Convencido de que era una señal, Galgano decidió, allí mismo, renunciar a su vida malvada.

Espada
Espada de San Galgano en la ermita de Montesiepi (rotonda de Montesiepi).

Una voz le dijo entonces que renunciara a todas las cosas materiales, a lo que Galgano respondió que sería tan difícil como partir una roca. Para demostrarlo, Galgano sacó su espada y la introdujo en suelo rocoso. Para su sorpresa, la roca cedió como mantequilla y la cuchilla traspasó la dura superficie. Galgano captó el mensaje y estableció su residencia permanente en esa colina como un ermitaño humilde. Nunca abandonó la colina, viviendo en la pobreza, acompañado por animales salvajes y ocasionalmente visitado por aldeanos y monjes.

Cappella di San Galgano a Montesiepi

Según otra versión de la historia, Galgano quiso hacer una cruz en la colina pero, al no tener madera alrededor, decidió plantar su espada en el suelo rocoso. Se dice que la espada se fundió inmediatamente con la roca en una sola pieza para que nadie pudiera extraerla.

San Galgano, Exterior c. 1185
Exterior de la ermita de Montesiepi.

Durante siglos, se asumió que la espada era falsa. Pero después de examinar la composición del metal, los investigadores afirmaron que los materiales eran “compatibles” con la época en la que se ambientaba la leyenda. Un estudio de georradar también reveló que debajo de la espada hay una cavidad, de unos dos metros, que se cree que posiblemente contenga el cuerpo del caballero.

Montesiepi

Se ha argumentado que la leyenda de San Galgano inspiró las leyendas medievales sobre el Rey Arturo y la espada Excálibur. Según se afirma, la primera historia sobre el rey Arturo sacando una espada de una piedra (o más exactamente de un yunque sobre piedra) aparece en las décadas siguientes a la canonización de Galgano.













0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario