Indiana Bell y cómo mover un edificio en funcionamiento


Indiana Bell Telephone Company se formó como resultado de la fusión de cinco compañías de telecomunicaciones de Indianápolis en 1.920. El número de suscriptores a Indiana Bell creció cada año, a la vez que crecía el personal de la oficina central.

Como resultado a un espectacular auge, en 1.929 la compañía telefónica decidió que necesitaban un edificio más grande. Sin embargo, no podían demoler el edificio en el que se encontraban, ya que proporcionaba un servicio esencial a la ciudad y no podía ser interrumpido mientras se construía una nueva sede de mayores proporciones.


Sede de Indiana Bell en plena mudanza.

Aquel edificio, además, se encontraba en el centro de una parcela, desaprovechando una extensa superficie que era de la compañía. Al final, la decisión fue inaudita…

…el antiguo edificio se trasladaría a la parte posterior de la parcela y se construiría uno nuevo a su lado.

Construido el 1.907, el edificio que se trasladaría unos metros en la propia parcela contaba con 8 pisos y un peso estimado de 11.000 toneladas.

Indiana Bell lo pensó todo al milímetro. Su idea era mantener la idoneidad del edificio para su pleno funcionamiento durante la «mudanza». Con la ayuda de gatos hidráulicos accionados a mano, el edificio se cargó sobre una plataforma hecha de troncos de pino, tuberías y cables de tracción. El edificio se empujó primero 15 metros hacia el sur, giró 90 grados y se movió otros 30 metros hacia el oeste. La operación duró poco más de un mes, del 12 de octubre al 14 de noviembre de 1.930. Durante todo aquel tiempo, 600 empleados trabajaron en el edificio mientras se movía, atendiendo a aproximadamente 170.000 suscriptores.

Cada vez que se accionaban los gatos hidráulicos, el edificio se movía apenas 1 centímetro.


Figura 4: El edificio el 14 de octubre estaba listo para comenzar su mudanza.
Figura 5: El 18 de octubre, la estructura había llegado al final del movimiento recto (de derecha a izquierda).


Figura 6: El 25 de octubre que muestra una pasarela curva, marcando el movimiento que haría el edificio.
Figura 7: El 28 de octubre el giro del edificio es ya evidente.


Figura 8: Dos días después, el 30 de octubre, el giro es más que evidente.
Figura 9: El 1 de noviembre la estructura ya se ha girado hasta la mitad prevista.


Figura 10: El 4 de noviembre la cara frontal del edificio ya no es visible.
Figura 11: Para el 6 de noviembre solo quedaba un cuarto del giro.


Figura 12: El 8 de noviembre ya comienza a verse la parte trasera del edificio.
Figura 13: El 11 de noviembre ya solo quedan unos centímetros..


Figura 14: En la tarde del 12 de noviembre se completa la mudanza del edificio.
Figura 15: Cables de tracción y plataforma sobre la que se desplazó el edificio.

Con la ayuda de cables y tuberías flexibles, el edificio se abasteció de electricidad, gas y agua, se implementó un sistema de calefacción, alcantarillado e incluso los ascensores funcionaban a la perfección. Un puente móvil proporcionó a los empleados de la compañía una entrada y salida del edificio sin problemas.

Aquella genialidad es considerada como el más exitoso movimiento de un edificio en la historia.

El edificio permaneció durante 33 años en su nueva ubicación, hasta que fue demolido para dejar espacio para la expansión del nuevo edificio de la sede de Indiana Bell Telephone Company.










Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *