Embalse secreto de Keppel Hill en Singapur

Este antiguo embalse de la colina de Keppel Hill, en Singapur, fue redescubierto recientemente después de más de 60 años en desuso.

Situado en una pequeña colina que conduce al monte Faber, en Singapur, el depósito abandonado de Keppel Hill sirve como un santuario oculto para los amantes de la adrenalina y los exploradores urbanos.

Y aunque se desconocen sus orígenes, este lugar se remonta a siglos atrás. Durante décadas, no apareció en ningún mapa oficial de Singapur hasta que llamó la atención de la Junta del Patrimonio Nacional y los medios locales en 2014.

Keppel Hill Reservoir

Con aproximadamente un tercio del tamaño de una piscina olímpica, este cuerpo de agua cerrado alguna vez satisfizo las necesidades de los residentes cercanos, aunque su uso pasó de la hidratación a la natación y el ocio.

Los restos de un trampolín todavía son visibles, mientras que los mapas de la era de la ocupación japonesa etiquetan el área como una piscina.

Keppel Hill Reservoir

Así como el embalse puede haber provocado buenos momentos de disfrute, también fue el lugar de algunas tragedias: los informes de los periódicos de mediados de 1900 señalan varias muertes por ahogamiento en Keppel Hill.

Keppel Hill Reservoir

Al emerger de la jungla, el embalse parece un lugar secreto, como salido de un cuento de hadas. Sin embargo, durante muchos años cayó en desuso, posiblemente porque su tamaño insignificante le convertía en una simple fuente de agua más.

Diving Board

Hoy en día el embalse de Keppel Hill está invadido por vegetación y grandes ramas que pueden exudar un aura amenazante. Aún así, el embalse es evidencia de que queda mucho por descubrir, incluso en la densa jungla urbana que es Singapur, y que estos paisajes todavía existen en el espacio liminal entre la conciencia pública y la historia.

Para llegar al embalse de Keppel Hill, la mejor manera es desde la estación Harbourfront MRT. Desde ahí toma unos 12 minutos andando (1 kilómetro) llegar hasta Wishart Rd. Posteriormente, girando a la derecha, hay que subir a Keppel Hill y, en la bifurcación, tomar el camino de la izquierda. Luego se sigue el camino de piedra hasta el interior del follaje, donde se podrá ver el embalse de Keppel Hill.

Si en la bifurcación anterior se girase hacia la derecha, se llegaría al número 11 de Keppel Hill, que antes se conocía como Keppel House.

Keppel Hill Reservoir

El embalse de Keppel Hill no se encuentra en un parque público, por lo que las autoridades locales aconsejan precaución al explorar este sitio, ya que el embalse no ha sido preparado para visitantes y tiene potencial para albergar vida silvestre.

A partir de 2019, la organización My Heritage ofrece un recorrido que incluye una visita al embalse.










Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *