Kuros de Apollonas en Naxos, Grecia

Esta antigua estatua de Dioniso se encuentra inacabada y abandonada en una de las canteras más antiguas de Grecia.

Todo aquel que conduce hacia el pequeño pueblo de Apollonas en la isla de Naxos, en Grecia, es recompensado con magníficas vistas al mar. Y si cuando llegue al pueblo, camina por la colina, podrá encontrar tesoros arqueológicos en una de las canteras más antiguas de Grecia.

General view of the Kouros at Apollonas, Naxos, August 2012
Vista del kuros de Apollonas desde la cabeza a los pies.

Una estatua de mármol de Dioniso de 10,7 metros de altura permanece en silencio, como hace miles de años. La enorme imagen inacabada del dios del vino pesa más de 88 toneladas y data de los siglos VII y VI a.C. La estatua es un «kuros», un tipo de estatua independiente de un joven desnudo, que pertenece al período arcaico de la antigua Grecia. Inicialmente, se creía que la estatua rindió homenaje a Apolo, pero en la década de 1930, los arqueólogos notaron su barba y se dieron cuenta que la figura fue inspirada en Dioniso.

Estatua abandonada Naxos

La monumental estatua está hecha de mármol y sin terminar, dividida y abandonada. Sin embargo todavía se pueden ver indicios del trabajo de los talladores. Se puede distinguir fácilmente la forma del cuerpo, la cabeza, la barba y las orejas. Y si se observa más de cerca, incluso se pueden ver los agujeros que dejaron los cinceles, picos y martillos de los escultores.

Kuros Apollonas, Naxos
Cabeza del kuros.

Conocido localmente como Coloso de Dioniso, la estatua se ubica sobre un zócalo de 50 centímetros de altura, en una áspera pendiente de piedra. No se puede determinar hasta qué punto las formas en la roca son contemporáneas con su construcción, pero aquellas formas ya fueron visibles en un boceto de 1.835 de Schaubert para un grabado de cobre.

Se cree que los último que hicieron los talladores fue cortar los brazos como rudimentarios rectángulos y comenzar a dar forma a los pies. Existen varias teorías sobre por qué el colosal kuros nunca se terminó. La más creíble y respetada es que era demasiado grande y pesado ser transportado de un lado a otro, por lo que se dejó inacabado en la cantera.

Apollonas

En varias guías turísticas se mencionan otras razones por las que el kuros pudo haber quedado inacabado, pero hasta el momento no se ha podido demostrar ninguna. Se dice que, al final del proceso, los escultores se dieron cuenta que la estatua tenía varias grietas, por lo que pensaron que podría romperse fácilmente. Hay quienes dicen incluso que el Coloso de Dioniso se abandonó porque no se pagó a los talladores.

Kouros of Apollonas

Por una razón u otra, lo cierto es que el kuros de Apollonas sigue siendo a día de hoy una de las estatuas más misteriosas y legendarias de Grecia.










Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *