El mausoleo real de Mauritania

El mausoleo real de Mauritania es una tumba ubicada en la carretera entre las ciudades de Chercheli y Argel, en Argelia. Es el lugar de descanso final del bereber Juba II y Cleopatro Selene II, quienes fueran rey y reina de Mauritania. Cleopatra Selene II era la hija única de la famosa reina Cleopatra de Egipto y su esposo Marco Antonio. El mausoleo fue construido en el año 3 antes de Cristo por el rey Juba II y, en principio, no era destinado para él y para su esposa, si no que fue como un monumento dinástico para sus descendientes reales.

Royal Mausoleum of Mauretania

La tumba se conoce por varios nombres. Se suelen referir a él como el Mausoleo de Juba y Cleopatra Selene. Los franceses la llaman “Tombeau de la Chretienne” o “la tumba de la mujer cristiana”. En árabe, el mausoleo es llamado “Kubr-er-Rumia” o “Kbor er rumí”, lo que significa “la tumba de la mujer romana”.

Royal Mausoleum of Mauretania

La tumba fue construida de acuerdo a los mausoleos antiguos encontrados en Numidia y su diseño se originó a partir los encontrados en Egipto y en Anatolia. La estructura circular esta construida en piedra y se levan sobre una base cuadrada con una pirámide o cono como estructura en la parte superior. Las medidas de la tumba son entre 60 y 61 metros de diámetros y originalmente tenía una altura de 40 metros. El tiempo y los elementos naturales han reducido esa altura a los 30 metros actuales.

Royal Mausoleum of Mauretania

El monumento ha sido víctima del pillaje desde muy temprano. Los ladrones llegaron a llevarse los capiteles de las columnas jónicas que originalmente decoraban la base del monumento. En el centro de la tumba, se encuentran dos cámaras abovedadas (cuyo contenido fue probablemente también saqueado por buscadores de tesoros), a las que se puede llegar por un pasaje espiral de 489 metros de longitud. Las cámaras funerarias está separadas por un corto pasaje, y están aisladas de la galería por puertas de piedra hechas de una sola losa que se puede mover hacia arriba o hacia abajo por palancas.

Tombeau de la chretienne, Tipasa

Los primeros gobernantes del país, trataron de destruir el monumento. En el año 1.555, el pachá de Argel dio órdenes para abrir el mausoleo, pero el esfuerzo fue abandonado cuando grandes avispas negras pululaban y picaban a algunos de los trabajadores hasta conducirles a la muerte. A finales del siglo 18, Baba Mahommed trató en vano de destruir el monumento con artillería. Más tarde, cuando los franceses ocuparon Argelia, el monumento fue utilizado por la marina francesa para prácticas de tiro. Por último, en el año 1.866, se exploró por orden del emperador Napoleón III, quien ordenó que el sitio fuera protegido y conservado.

Tombeau de la chretienne, Tipasa

En 1.982, el mausoleo y otros sitios arqueológicos de alrededor que contienen reliquias bizantinas y de la edad de los fenicios, fueron reconocidos por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

Tombeau de la Chrétienne

Aunque estos restos arqueológicos están protegidos, las ruinas se enfrentan a amenazas constantes de destrucción debido a la construcción urbana, alcantarillados, falta de mantenimiento, vandalismo constante… Debido a estos problemas actuales, la tumba y los restos arqueológicos de la zona se enfrentan a un futuro incierto.








0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario