Nyepi, el «Día del Silencio» en Bali

Cada año, hacia finales de marzo, toda la isla de Bali, en Indonesia, se detiene. Los aviones se quedan en tierra, las tiendas permanecen cerradas, las calles están desiertas de tráfico y peatones… Todos los residentes se encierran en sus casas y apagan las luces.

No se habla, no hay música, no hay entretenimiento. Algunos incluso dejan de comer. Ese día se conoce como Nyepi, el «Día del Silencio», donde los hindúes devotos meditan y reflexionan.


Criatura ogoh-ogoh durante un desfile previo al «Día del Silencio». Foto: Dhimas Adi Satria/Shutterstock.com

Sin embargo, los días previos a la festividad sagrada están, en marcado contraste con el ritual, llenos de actividades. Las aldeas y las comunidades construyen grandes esculturas similares a monstruos llamados «ogoh-ogoh» que representan a los malos espíritus.


Foto: Denis Moskvinov/Shutterstock.com

Las esculturas están hechas de bambú envuelto con lienzo y, a veces, de espuma de poliestireno. Algunas de ellas cuentan con una altura de hasta 8 metros. Estos «ogoh-ogoh» desfilan por las calles la noche anterior al día de Nyepi, después de lo cual se queman en los cementerios. Muchas personas también golpean ollas y sartenes, además de quemar antorchas secas de hojas de coco para expulsar a los demonios.


Foto: crbellette/Shutterstock.com

El día de Nyepi todo se queda en silencio. Las reglas establecen que no hay fuegos, ni luces electrificadas, ni trabajo, ni viajes, ni juergas… Este período dura 24 horas, desde las seis de la mañana. Al día siguiente, las festividades comienzan de nuevo, ya que es el año nuevo balinés. Las familias y los amigos se reúnen para pedir perdón unos a otros por sus pecados y realizar rituales religiosos.


Familia rezando juntos en la playa antes de Nyepi. Foto: Sudarsani Ida Ayu Putu/Shutterstock.com

El día de Nyepi tiende a pillar desprevenidos a los turistas, ya que resulta ser muy diferente a lo que los occidentales podrían haber experimentado antes. Toda la ciudad se cierra durante 24 horas, lo que significa que no hay restaurantes abiertos, ni taxis ni transporte público, y tampoco se puede pasear por las calles. Los hoteles generalmente están exentos por necesidad, pero se recomienda a los huéspedes que mantengan los ruidos bajos y las luces tenues. A veces los hoteles incluso cortan sus luces.

Hogo Hogo le jour de Nyepi

 

Esculturas Ogoh-ogoh durante la festividad de 2018 en Bali


Nyepi es realmente un buen momento para experimentar un silencio total

.










Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *