Puente triple en Pontarfynach, Gales

A unos 15 kilómetros de Aberystwyth, en Gales, se encuentra un pequeño pueblo llamado Pontarfynach, que significa “puente sobre Mynach”. Como su nombre lo sugiere, la atracción más preciada del pueblo es un puente.

El puente es bastante inusual, ya que consiste en no uno, sino en tres puentes apilados, cada uno construido sobre el puente anterior.

El puente original (el más bajo) se construyó en el siglo XI. Cuando se pensó que era inestable, se construyó un segundo puente de piedra directamente sobre el puente original. Eso fue a mediados del siglo XVIII. El puente original no fue demolido; más bien se usó para soportar andamios durante la construcción del segundo puente.

El tercer y último puente es de hierro y fue construido en 1.901. De nuevo, los dos puentes anteriores no se tocaron, tal vez para preservarlos.

Este peculiar puente triple es conocido como “Puente del Diablo”, un nombre que se basa en la leyenda de que el puente original fue construido por el mismo diablo para permitir que una mujer local rescatara a su vaca, que de alguna manera había llegado al otro lado de la garganta. Esperando que la mujer cruzara para conseguirlo, el diablo estableció una condición por la que recibiría el alma de la primera criatura viviente que cruzase el puente. Sin embargo, la mujer engañó al diablo al dejar que su perro cruzara el puente primero, dejando al propio diablo con el alma de un perro.

El puente se encuentra en un punto donde el río Mynach fluye 90 metros a través de un barranco empinado y estrecho antes de encontrarse con el río Rheidol.













0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario