El salto del Colacho, en España

¿Te gustaría ver una de las celebraciones más extrañas del mundo? Bienvenido a Burgos, en España, 60 días después de Pascua, durante la fiesta religiosa de la localidad de Castrillo de Murcia.

El Colacho, como así se llama esta fiesta tradicional, es un popular evento que se celebra anualmente en Castrillo de Murcia, cerca de Burgos, en España, desde el año 1.620. Los bebés nacidos en los últimos 12 meses se colocan sobre colchones para que posteriormente hombres vestidos como diablos salten sobre ellos.

Se supone que los bebés con estos actos deben ser “limpiados” de sus pecados. Por lo tanto, el Colacho representa al diablo que recoge el mal de los bebés. El acto se llama “el salto del Colacho” que significa “el salto del diablo” y se lleva acabo el domingo después del Corpus Christi.

salto de bebés

Algunos turistas afirman que el salto del diablo es aterrador. Una vez que los “lindos pecadores” han sido saltados, se les rocía con pétalos de rosa. Después de esta ceremonia bastante incómoda, los padres emocionados recogen a sus bebés. Por suerte para los bebés y los padres, nunca ha habido golpes o heridas.

00046f94

A pesar de las raíces religiosas, el festival de El Colacho en España no está oficialmente sancionado por la iglesia. Aunque este tipo de saltos provocó algunas discusiones en las altas esferas de la Iglesia Católica. Incluso el Papa Benedicto XVI pidió al clero español que se distanciase del ritual. Sin embargo, parece que no funcionó. Los lugareños son bastante supersticiosos. Creen que quienes no son bendecidos de esta manera en su primera infancia seguramente sufrirán enfermedades y otros problemas en su adultez.

El Colacho saltando niños

Por un lado, la espectacular procesión puede parecer salvaje. Sin embargo, no hay que juzgar por las imágenes. El Colacho es una muestran historia y tradiciones. Es un festival único en España y el mundo que sin duda une a las personas. Se necesita mucha planificación, tiempo y práctica. Toda la comunidad se involucra en la organización para luego poder celebrar y disfrutar. Los bebés están bien y parecen bastante satisfechos con la diversión que les produce.

El Colacho saltando

Castrillo de Murcia en España no es grande. Solo hay unos quinientos habitantes. Pero sí es famoso en casi todo el mundo por su fiesta religiosa con saltos de bebés. El Colacho comienza con una semana de anticipación a los saltos propiamente dichos. La música, los rostros alegres, las decoraciones, correr por las calles y la alegría general, transforman el pueblo en un lugar animado que vale la pena visitar.

Fuente: herbobar.es/tf-1













0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario