Transnistria, el país que no existe

Después del colapso de la Unión Soviética en 1.990, una delgada franja de tierra en la frontera oriental de Moldavia con Ucrania, conocida como Transnistria, se separó de su país matriz y declaró la independencia de Moldavia. Posteriormente, tras una guerra de cuatro meses y aproximadamente unas 700 bajas, se firmó un alto el fuego. Desde entonces, Moldavia se ha mantenido al margen de los negocios de Transnistria, pero todavía se niega a reconocerlo como un estado independiente. De hecho, ninguna otra nación lo hace.

Sin embargo, Transnistria actúa como un país independiente, con su propio gobierno, fuerza militar y policial, sistema postal, moneda, constitución, bandera y escudo de armas. Su bandera todavía usa el símbolo comunista de un martillo y una hoz, siendo el único país que lo hace.

Transnistria
Estatua de Lenin frente al edificio del parlamento de Transnistria en Tiraspol (capital de Transnistria).

En el centro del conflicto está el hecho de que Transnistria ha sido principalmente un territorio de habla rusa desde que el Imperio Otomano cedió la región al Imperio ruso a finales del siglo XVIII. La gente de Transnistria se ha sentido naturalmente más rusa que moldava. Incluso hoy en día, las personas de habla rusa constituyen el grupo étnico más grande en Transnistria.

Según el alto el fuego firmado al final del conflicto entre Transnistria y Moldavia, Rusia mantiene una fuerza de mantenimiento de la paz en Transnistria y proporciona un apoyo financiero, militar y político constante sin el cual Transnistria no podría existir. La subvención rusa, tanto directa como indirecta, representa casi la mitad del presupuesto de Transnistria . Inevitablemente, hay una gran influencia rusa en la vida pública. La gente de Transnistria ve la televisión rusa, los niños en las escuelas aprenden con libros de texto rusos y muchos pensionistas reciben pensión rusa.


Mapa de Moldavia con Transnistria marcada en rojo.

La falta de reconocimiento oficial no es un buen augurio para Transnistria, especialmente para el futuro de su generación más joven. Mientras que la generación anterior todavía espera que Transnistria sea reconocida y se convierta en una parte de Rusia, los jóvenes transnistrianos están luchando antena la falta de empleos y la difícil situación económica. La mayoría de los jóvenes están ansiosos por emigrar al extranjero, principalmente a Moscú. Desde el nacimiento del país, la población de Transnistria ha disminuido en más de un tercio.

Cuando Justin Barton, una fotógrafa británica visitó Transnistria en 2.015 y le pidió a una niña de 23 años que pensara en su tierra natal, al parecer rompió a llorar. La niña, Anastasia Spatar, nunca había viajado más allá de Transnistria.


Imagen de Julia Autz.

Por su parte, la fotógrafa alemana Julia Autz, que viajó a Transnistria para capturar retratos de la juventud del estado, se encontró una comunidad cerrada y difícil de penetrar.

“Pueden volverse paranoicos cuando ven a un extranjero del mundo occidental con una cámara. Muchas personas no se relacionan con los valores occidentales. En cambio, admiran a Putin y esperan que Transnistria se convierta en una parte de Rusia”, dijo Autz.

Al igual que Justin Barton, Julia Autz también quedó impresionada por la tristeza impregnada en las expresiones de sus habitantes.


Imagen de Julia Autz.

A pesar de la desesperanza de su situación, Autz encontró a unos adolescentes y jóvenes muy receptivos. “La generación joven estaba muy interesada en mí y tenían curiosidad sobre lo que estaba haciendo en el país”, recordó. “No hay muchos extranjeros en Transnistria y la mayoría de la gente nunca ha estado en Europa occidental, por lo que estaban muy emocionados y querían pasar tiempo conmigo“.


Imagen de Julia Autz.

La presencia continua de Rusia en la región y su constante participación en los asuntos han agriado la relación con Moldavia. La presencia rusa en Transnistria, tan cerca de la frontera ucraniana, también se percibe como una amenaza para Ucrania. Recientemente, un diputado ucraniano acusó a Rusia de utilizar la región en conflicto para influir en los estados pro-europeos del espacio postsoviético en contra de unirse a la Unión Europea.

Monumento Transnistria
Monumento Suvorov, un símbolo de Tiraspol.

Transnistria

Transnistria

Transnistria

Chitcani, Transnistria













0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario