Cómo un hotel se venga de turistas maleducados

suite presidencial

Los miembros de un hotel cuentan con muchas formas para vengarse de un turista que molesta al personal y es grosero con él.

Y un extrabajador hotelero, de nombre no revelado por privacidad, contó lo que él y sus compañeros hacían

suite presidencial
Habitación de suite presidencial en un hotel de Hong Kong.

Según esta persona, el método más común y simple es el llamado bloqueo de tarjetas:

«Si tienes problemas para acceder a tu habitación con la tarjeta de acceso del hotel, es posible que te hayas portado mal en la recepción y te la hayan bloqueado ellos mismos«.

Es cierto que señala que la interferencia con la tarjeta de acceso no siempre significa que el turista se portó mal con el personal, también puede pasar simplemente debido a que la tarjeta está demasiado cerca de otras tarjetas o de un teléfono y se desmagnetiza.

O es posible que haya otros problemas técnicos adicionales. Además, también comentó que, desde el lado de la recepción, es una especie de «tiro en el pie»: lo más probable es que un turista molesto vuelva para armar un nuevo escándalo.

Aunque el bloqueo de la tarjeta no era la única forma que tenían de vengarse de los huéspedes. Otras maneras eran más desagradables.

Por ejemplo, afirma que robó bebidas de los minibares de turistas desagradables para incluirlas deliberadamente en la factura.

Otra forma de vengarse de la mala educación de un turista recién llegado es, por supuesto, darle la peor habitación que tiene el hotel en su categoría.

«Probablemente tenía asignada una buena suite, pero es algo que nunca sabrá. Me convertí en un maestro del karma instantáneo«, dijo.

Al mismo tiempo, también afirmó que la mayoría de las veces son los invitados más ricos los que se convierten en víctimas de la venganza. «Hay personas muy ricas que tratan a las personas de una manera que nunca lo habrían hecho con un igual. Y en estos casos la gente común como yo tiene una buena oportunidad para tratar de devolvérsela», añadió.










2 comentarios

  1. Julia M. Contestar

    La de veces que he pensado que me hacían la del minibar, aunque de momento nunca me pasó, toquemos madera.

    Un saludo, Juli.

  2. Anónimo Contestar

    Trabajo en la recepción de un hotel, tampoco diré en cual por motivos obvios, pero la de la tarjeta bloqueada es muy típica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.