Bibi Ka Maqbara, la imitación del Taj Mahal


¿Sabía usted que en la India no hay uno, sino dos Taj Mahals? De hecho, hay un monumento idéntico al Taj Mahal en Aurangabad, en Maharashtra. Se trata de un mausoleo llamado Bibi Ka Maqbara (“Tumba de la Virgen”), construido por el príncipe Azam Shah, el hijo del emperador mongol Aurangzeb sexto, entre los años 1.651 y 1.661 después de Cristo, en memoria de su madre Dilras Banu Begum. Bibi Ka Maqbara se inspira en el famoso Taj Mahal de Agra y fue construido por el abuelo del príncipe Azam Shah, el emperador mongol Shah Jahan, en memoria de su esposa Mumtaz Mahal.

La intención de Azam Shah fue la de construir un monumento que rivalizara con el Taj Mahal. Por desgracia, a este monumento le faltaba el tesoro al que solo su abuelo tenía acceso, así como a la mano de obra experimentada, por lo que esta “imitación” resulta ser una mala copia del original Taj Mahal. Aun así, Bibi Ka Maqbara es una maravilla arquitectónica con intrincados diseños, motivos tallados, que impone su bella estructura y un bonito jardín de estilo mongol. Debido a su gran parecido con el Taj Mahal, se le llama cariñosamente “el Taj del Deccan”.

El mausoleo se encuentra en el centro de un amplio recinto que mide aproximadamente 458 metros por 275 metros, con estanques axiales, fuentes y canales de agua. El jardín está rodeado por altos muros almenados con fragmentos de fortalezas y pabellones abiertos en tres de sus lados. El mausoleo está construido sobre una alta plataforma cuadrada con cuatro minaretes en sus esquinas, exactamente como el Taj Mahal. La principal cúpula de la Maqbara es, sin embargo, menor que la cúpula del Taj Mahal, y sus minaretes son más cortos.

Visto por sí mismo, Bibi Ka Maqbara es una hermosa obra arquitectónica, pero palidece en comparación con su famoso antecesor. Mientras que el monumento de Agra está hecho de mármol puro, el mausoleo de Aurangabad está construido con mármol solo hasta el nivel del zócalo. Por encima de este, se cubre con yeso pulido para dar un acabado marmóreo. Solo la cúpula fue construida totalmente de mármol. Las paredes del Maqbara también son un poco más oscuras y le da un aspecto más apagado que el original Taj Mahal.

Según los registros, Bibi Ka Maqbara costó 700.000 rupias, mientras que el Taj Mahal alcanzó aproximadamente los 32 millones de rupias en su momento. Esta es, probablemente, otra razón por la que muchos se refieren a Bibi Ka Maqbara a menudo como “el Taj pobre”.

Bibi Ka Maqbara tuvo algunas trabas para ser construido. Inicialmente, Aurangzeb no estaba a favor de la construcción de un monumento tan lujoso como el Taj Mahal, por lo que impidió su construcción mediante el bloqueo de la circulación de mármol de Rajasthan y otras partes del imperio mongol. Pero su hijo Alam Shah estaba decidido a tener un monumento a su madre que pudiera competir con el Taj. De alguna manera, Shah convenció a su padre, que finalmente cedió.

Cuenta la leyenda, que en el año 1.803, Nizam Sikander Jahan, estaba tan cautivado por el Maqbara que cuando Aurangabad y el área de Marathwada se anexaron a su reino, planeó llevar Maqbara a su capital, Hyderabad. Él incluso llegó a ordenar el desmantelamiento de la estructura, losa por losa. Pero finalmente tuvo una premonición de un desastre que podría acontecer y que finalizaría con graves daños en la estructura. La obra se detuvo y como penitencia construyó una mezquita, que sigue en pie a día de hoy al oeste de la estructura principal.










Autor