Estaciones de metro más profundas del mundo


Las estaciones de metro, en promedio, no suelen exceder de unos pocos metros bajo tierra, pero, a veces, la geología y la geografía de la región, tales como la presencia de ríos y pantanos, obliga a los ingenieros ir a diseñar las paradas a gran profundidad. Arsenalna, una estación de la línea de metro Sviatoshynsko-Brovarska de Kiev, es una de las excepciones.

Arsenalna


La estación de Arsenalna está situada a 105,5 metros por debajo de la superficie, por lo que es la estación de metro más profunda del mundo. Si se hubiese construido un pozo vertical tan profundo como esta estación, en él cabría la Estatua de la Libertad y aún sobrarían algunos metros.

Para subir desde los andenes hasta la superficie, los viajeros tienen que tomar dos escaleras mecánicas aparentemente interminables. El trayecto dura hasta cinco minutos.

Kiev Arsenalna Metro station

Kiev Arsenalna Metro Station

Admiralteyskaya


Por su parte, la segunda estación de metro más profunda del mundo se encuentra en el metro de San Petersburgo, uno de los sistemas de metro más profundos del mundo. Admiralteyskaya es la estación más profunda de la red, situándose a 86 metros bajo tierra.

El metro de San Petersburgo, incluyendo la estación de Admiralteyskaya, tiene algunas de las escaleras mecánicas más largas del mundo, algunas superiores a 130 metros de longitud.

Park Pobedy


La antigua Unión Soviética tiene, también, algunas de las estaciones de metro más profundas del mundo. Park Pobedy, situada en el metro de Moscú, se encuentra a 84 metros bajo tierra, lo que la da acceso a la tercera posición de esta “lista de las estaciones de metro más profundas en el mundo”. El metro de Moscú es también el más profundo en Rusia, con una profundidad máxima de 97 metros.

Al igual que muchas estaciones de metro en Rusia, Park Pobedy está cuidadosamente decorada.

Pyongyang Metro


Otro aspirante al título de “estación de metro más profunda del mundo” es Pyongyang Metro, en la capital de Corea del Norte, contando con vías a más de 110 metros bajo tierra. Los pasajeros, desde la superficie, bajan a los andenes acompañados por el “sonido de himnos revolucionarios en auge emitidos desde antiguos altavoces antiguos“. El viaje dura casi cuatro minutos.

Debido a su profundidad, las estaciones de metro de Corea del Norte sirven como refugios antiaéreos. El sistema de metro es tan profundo que la temperatura se mantiene constante a 18°C durante todo el año.


Murales de temática ultra-nacionalista decoran las paredes en las estaciones de metro de Pyongyang.

Otras estaciones profundas que vale la pena mencionar son:

– Washington Park en Portland, Oregon, Estados Unidos. Situada a 79 metros, es la estación más profunda de América del Norte.

– Estación de Hampstead, en la red de metro de Londres, situada a 58,5 metros por debajo del nivel del suelo. Es la estación más profunda del metro de Londres.

– Náměstí Míru, en el Metro de Praga, es la estación de metro más profunda de la República Checa. Se encuentra a 53 metros de profundidad.





Autor