La fortaleza de Murud-Janjira, en la India


Murud-Janjira Fort está situado en una isla rocosa con forma ovalada en el Mar Arábigo, cerca de la ciudad costera de Murud, a 165 kilómetros al sur de Mumbai, en la India.

Durante una época, esta fortaleza jugó un papel importante en la historia de Mumbai, con los Siddis abisinios, para que más tarde, en el siglo XVII, fuese considerado uno de los fuertes marinos más fuertes en la India, además del único no conquistado a lo largo de la costa occidental del país. La fortaleza era famosa por sus tres cañones gigantescos, los cuales tienen un peso de más de 22 toneladas cada uno. Su campo de tiro era increíble, algo temido por todos los enemigos.

La palabra Janjira proviene de la palabra árabe “Jazeera”, lo que significa “isla”. Por otra parte, Murud es una palabra marathi de los Siddis, un grupo étnico originario de Abisinia, una nación histórica, en la actual Etiopía. Así, Murud-Janjira esencialmente significa “isla de los Siddis”.

La fortaleza no fue originalmente construida por los Siddis, fue obra de un pescador local llamado Rajaram Patil, en el siglo XV, aunque en una escala más pequeña. En aquel momento, la fortaleza fue conocida como “Medhekot”, y fue levantada para proteger a su pueblo de piratas y ladrones. Posteriormente fue reforzada por Malik Ambar, el abisinio de origen Siddi regente de los reyes Ahmednagar. A partir de entonces, los Siddis se hicieron independientes y muy potentes como estado autónomo, ocupando el fuerte durante siglos.

A lo largo de la historia, numerosos intentos para conquistar el fuerte fueron fallidos por parte de los portugueses y los ingleses, para tratar someter el poder de los Siddis. Incluso el gran líder de los Maratha, Chhatrapati Shivaji, trató sin éxito de escalar las paredes de granito de 40 pies (12 metros) de la fortaleza.

Actualmente, el fuerte está en ruinas, pero durante su apogeo, llegó a contar entre sus paredes con todas las instalaciones necesarias, tales como palacios, cuartos para los oficiales, una mezquita, tanques de agua dulce, etc. Las paredes exteriores y todos los bastiones de la fortaleza siguen a día de hoy intactos.





Autor