5 excavadoras gigantes del mundo


Cerca de McConnelsville, en Ohio (Estados Unidos), justo al lado de la ruta estatal 78, se encuentra el Miners’ Memorial Park, un lugar dedicado a la industria minera del carbón del sureste de Ohio, la cual dominó la economía de esta parte de América hasta hace unos cincuenta años.

El pequeño parque se centra en una única exhibición: un colosal cubo de acero que una vez estuvo unido al extremo de la máquina excavadora más grande jamás creada.

Big Muskie
Un niño pase por el interior del enorme cubo de la «Big Muskie», la dragalina más grande que haya existido en el mundo. Foto: yaloisr.

La cariñosamente llamada «Big Muskie» fue una excavadora dragalina que movió enormes cantidades de tierra de la superficie para exponer las capas de carbón poco profundas que corrían bajo gran parte del condado de Morgan.

De una sola vez, Big Muskie podía mover 170 metros cúbicos de tierra y roca (con un peso aproximado de 300 toneladas), elevando la carga a 30 metros de altura y depositándola a 300 metros de distancia


Big Muskie.

La máquina tenía 22 pisos de altura y pesaba 12000 toneladas. Para hacer funcionar la monstruosa excavadora, un cable alimentaba la máquina con 13.800 voltios, lo suficiente como para servir a 27.500 hogares. La máquina era tan pesada que se tuvo que idear un tipo especial de mecanismo de desplazamiento para que fuese móvil.

Central Ohio Coal Company operó esta inmensa máquina durante 22 años, entre 1969 y 1991, en más de 44.000 hectáreas de terreno montañoso. A lo largo de su historia de servicio, Big Muskie eliminó el doble de la cantidad de tierra movida durante la construcción del Canal de Panamá, exponiendo 20 millones de toneladas de carbón marrón de Ohio.

Big Muskie Bucket

Después de la Ley de Aire Limpio y de sus modificaciones en 1977, el aumento de los costes de electricidad y la continua oposición pública a las operaciones de minería a cielo abierto, el funcionamiento de Big Muskie dejó de ser rentable y se retiró del servicio en 1991. Después de no encontrar un comprador, la compañía de carbón desmanteló la máquina y la vendió para chatarra. Solo se guardó el gigantesco cubo, que luego se incorporó a una exhibición sobre la máquina y sobre la minería de superficie en Miners’ Memorial Park de McConnelsville, Ohio.

 

The Silver Spade


Silver Spade Bucket & Cab

En el Harrison Coal & Reclamation Historical Park, a poco más de un kilómetros al oeste de New Athens, Ohio, se encuentran los restos de otra gigantesca máquina excavadora. Un gran cubo de hierro y una cabina de «The Silver Spade» yacen en la hierba entre otros equipos de minería. The Silver Spade fue una excavadora gigante utilizada para la minería a cielo abierto en el sureste de Ohio. Funcionó desde 1965 hasta que las minas cerraron en algún momento a finales del siglo XX. The Silver Spade no fue la pala más grande construida, pero probablemente fue la más famosa al haber sido la última de su tipo en funcionamiento.

IMG_1127

La máquina medía 67 metros de alto y pesaba 6.400 toneladas. Podía recoger 143 toneladas métricas de tierra de un solo movimiento, girar su brazo 180 grados y depositar la carga a más de 100 metros de distancia.

IMG_1138

A pesar de la amplia gama de maniobras que podía realizar la máquina, The Silver Spade fue sorprendentemente fácil de controlar con solo dos palancas de mano y un par de pedales.

 

Big Brutus


Big Brutus

A diferencia de Big Muskie y The Silver Spade, Big Brutus exhibe en su totalidad. Esta gran pala eléctrica fue la segunda más grande de su tipo en funcionamiento en las décadas de 1960 y 1970. Su altura es de 16 pisos y su peso de 6.000 toneladas. Si bien no fue la pala eléctrica más grande jamás construida, es la pala eléctrica más grande que aún existe.

Big Brutus

Big Brutus se encuentra actualmente entre los campos en West Mineral, en la zona rural de Kansas, donde cavó su último pozo. Después del cierre de la mina de carbón de Pittsburg y Midway en 1974, Big Brutus fue trasladado a los campos cercanos. Allí se abandonó debido a que los costes para desmantelarla habrían sido demasiado elevados. Más tarde, la comunidad construyó un pequeño museo en torno a esta máquina única, la cual conservan en perfecto estado hasta nuestros días.

 

Bagger 288


Bagger 288

Uno de los vehículos terrestres más pesados ​​del mundo todavía en uso es la excavadora de rueda dentada de 13.500 toneladas llamada Bagger 288, actualmente empleada en la mina a cielo abierto Garzweiler, en Renania del Norte-Westfalia (Alemania). Bagger 288 está equipada con una rueda giratoria con 18 cubos para excavar continuamente la tierra a una velocidad de 240.000 metros cúbicos por día, equivalente a desenterrar un campo de fútbol a 30 metros de profundidad. A pesar de su enorme peso, Bagger 288 puede ser manejada fácilmente sobre el suelo, la grava o incluso el césped, dejando huellas no más profundas que una huella humana. Esto es posible debido a sus doce rastreadores que distribuyen uniformemente el peso sobre una superficie grande.

RWE Power, Tagebau Inden - Bagger 288

Bagger 288 pertenece a un grupo de vehículos de tamaño y construcción similares, como Bagger 281, Bagger 285, Bagger 287 y Bagger 293, actualmente en uso en varias minas a cielo abierto en la región rica en carbón de Renania del Norte-Westfalia.

 

Marion 6360


Marion 6360, tambíen conocida como «The Captain», ya no existe, pero durante los años que lo hizo, superó todo tipo de vehículos terrestres que los humanos construyeron. Terminada en 1965, esta pala gigante comenzó a trabajar con Southwestern Illinois Coal Corporation, pero Arch Coal pronto se hizo con sus servicios.

Marion 6360 pesaba 12.700 toneladas, siendo comparable a algunas de las excavadoras dragalinas más grandes. De una sola vez, podría excavar 300 toneladas de roca y tierra, a la vez que consumía suficiente energía eléctrica como para servir a una ciudad de 30.000 personas.

Marion 6360 trabajó hasta 1991, cuando un incendio acabó con ella. El daño fue tan grande que nunca fue reparada. Un año después, la dragalina fue desguazada.










Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *