Brusher Mills, el caza serpientes de Hampshire, en Inglaterra

Nacido como Harry Mills en 1840, Harry «Brusher» Mills se ganó su apodo debido al hecho de que era un espectador frecuente en los partidos de cricket de New Forest (Hampshire, Inglaterra), donde barría y cepillaba el campo entre los distintos partidos. Sin embargo, fue otra ocupación de espíritu comunitario lo que le valió a «Brusher» el estatus de una celebridad local en su casa de New Forest, donde vivió un estilo de vida rústico en el bosque como cazador de serpientes y curandero.

Mills pasó casi 30 años viviendo en el bosque donde, desde su cabaña, capturaría dos de las tres especies nativas de serpientes, víboras y culebras de Gran Bretaña.

Usando únicamente un saco y un palo bifurcado, Mills limpiaba las propiedades locales de serpientes y capturaba a las que vagaban por la región.

Una vez capturadas y recolectadas, Mills usaba su «cosecha de reptiles» para hacer tratamientos para una amplia variedad de dolencias, desde mordeduras y moretones, hasta dolores y artritis. Mills extraía los aceites y grasas de las serpientes antes de venderlas a visitantes y turistas, junto con las pieles para los coleccionistas.

Mills también suministró serpientes al zoológico de Londres, quienes las usarían para alimentar a sus aves de presa. Claramente, Mills era un hombre ocupado, con un trabajo bastante exclusivo. Se cree que las serpientes que capturó se contaban por miles.

Brockenhurst: St Nicholas Churchyard (Hampshire)
Lápida de Brusher Mills en Brockenhurst, a escasos kilómetros de New Forest, en Hampshire (Inglaterra).

Cuando falleció en 1905, Mills ya era una figura legendaria en la mente de la comunidad local. Desde entonces es recordado por su lápida, donada por admiradores y amigos locales, que se encuentra en el cementerio de la parroquia de San Nicolás en Brockenhurst (Hampshire), donde está enterrado Mills.

El monumento de mármol tallado representa a Mills con su característico sombrero de ala ancha, de pie, fuera de su cabaña, y agarrando con orgullo un puñado rebosante de serpientes.

Gravestone of Brusher Mills - Snakecatcher

El legado de Mills también se mantiene vivo en parte gracias a un pub local, el Railway Inn, que cambió su nombre a «The Snakecatcher» (El cazador de serpientes) en honor a Mills. Mills era un cliente frecuente del pub.

Snake Catcher
The Snakecatcher en Brockenhurst.

Cuenta la leyenda que una vez Mills vació sobre la barra del pub una bolsa llena de serpientes, dispersando así a los clientes para poder ser atendido el primero.










Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *