¿Por qué el Monte del Templo es tan controvertido?

Para los judíos, la parte más sagrada de su fe está representada por el Monte del Templo, en Jerusalén (Israel), un complejo que se asienta sobre lo que se cree que es el mismo lugar que ocupó un antiguo templo judío construido por Herodes el Grande y luego destruido por los romanos en el año 70 después de Cristo.

También se cree que el Monte del Templo es el sitio de un templo anterior, construido por el rey Salomón ya en el año 957 antes de Cristo y destruido por los babilonios más de 370 años después.

Vista aérea del Monte del Templo
Vista aérea del Monte del Templo. La Cúpula de la Roca se sitúa a la izquierda de la imagen, mientras que la mezquita Al-Aqsa se encuentra a la derecha.

Pero para los musulmanes, este mismo lugar se conoce como Haram al-Sharif, hogar de la brillante Cúpula de la Roca y de la mezquita Al-Aqsa, el tercer sitio más sagrado en el Islam, donde se cree que el Profeta Mahoma ascendió al cielo. Las dos estructuras fueron encargadas por los califas omeyas después de la conquista islámica de Jerusalén en el año 637 después de Cristo.

Cúpula de la Roca
Cúpula de la Roca.

Las tensiones que han girado alrededor de este antiguo santuario brotan de creencias enfrentadas y se han visto exacerbadas por la política convulsa del Medio Oriente. La guerra árabe-israelí de 1.948 dejó a Jerusalén como una ciudad dividida, con el sector oriental dominado por los árabes, incluida la Ciudad Vieja y sus sitios sagrados asociados (los cuales cayeron en manos de Jordania), mientras que los israelíes tomaron el control del oeste mitad.

Haram al-Sharif, Jerusalen

Cuando Israel conquistó toda la ciudad (junto con Cisjordania, Gaza, Altos del Golán y Sinaí) en la Guerra de los Seis Días de 1.967, recuperó el acceso a sus sitios religiosos. Sin embargo, el Haram al-Sharif siguió siendo administrado por un cuerpo islámico designado por Jordania, conocido como el Waqf, un acuerdo que sigue vigente hasta el día de hoy.

Jerusalem
Muro de las Lamentaciones y Cúpula de la Roca al fondo.

Aunque a los judíos se les permite visitar el sitio bajo supervisión, no se les permite rezar allí, una restricción que los sucesivos gobiernos israelíes han mantenido. Los derechos de adoración judíos están restringidos al Muro Occidental (o Muro de las lamentaciones), que está situado rodeando parte de la mezquita, y se cree que es la única parte restante del antiguo templo. De hecho, después de la guerra de 1.967, un barrio árabe adyacente al muro fue demolido para crear un lugar en el que los judíos ahora pueden orar.

Jerusalen
Vista aérea de Jerusalén con el Monte del Templo.

Pero en los últimos tiempos, los derechistas radicales se han negado a estar satisfechos con esto y han comenzado a clamar por derechos de oración dentro del propio recinto. Esto ha llevado a un número creciente de visitas de activistas israelíes, algunos de los cuales supuestamente oraron subrepticiamente, provocando enfrentamientos entre los palestinos y las fuerzas de seguridad. Esto, a su vez, ha alimentado las acusaciones palestinas, refutadas por el gobierno de Benjamin Netanyahu, de que Israel está intentando derrocar el status quo en el complejo, que prohíbe la oración judía y cede el control administrativo a Jordania.

Cúpula de la Roca

Sin embargo, la idea de la oración judía en este lugar es anatema incluso entre muchos judíos religiosos. Muchos se niegan a visitar el sitio para no entrar en un área donde alguna vez estuvo el Santo de los Santos, la parte más sagrada del templo antiguo y el lugar donde el sumo sacerdote se dice que se ha comunicado directamente con Dios.

Según la tradición, a los judíos comunes se les prohibió ir al “lugar santísimo”, cuya ubicación exacta se desconoce, porque eran ritualmente impuros.

Fuente: nuestrodios.com













0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario