Qué ver en el Fuerte Beekenburg de Curazao

Fuerte Beekenburg curazao

El Fuerte Beekenburg (Fort Beekenburg) se encuentra en un afloramiento rocoso junto a la Bahía de Caracas, al este de la ciudad de Willemstad, en la isla caribeña de Curazao de las Antillas Menores.

Esta fortaleza fue construida en 1703 por orden del gobernador Van Beek para proteger la entrada por agua a la bahía. La gran torre redonda del fuerte se construyó completamente con piedras enviadas desde los Países Bajos.

Fuerte Beekenburg curazao
Vista aérea del Fuerte Beekenburg en Curazao.

Durante el siglo XVIII, el fuerte fue abandonado en tiempos de paz, pero restaurado cada vez que llegaba una amenaza de guerra. Durante estos episodios, con frecuencia y con éxito rechazó los ataques de buques de guerra ingleses, bucaneros franceses y otros piratas.

fuerte Beekenburg torre
Torre del fuerte Beekenburg.

Para la década de 1800, el armamento del Fuerte Beekenburg consistía en 6 cañones de ocho libras y 4 cañones de doce libras. La cercana batería Uitkijk, que estaba bajo el mismo mando, estaba armada con 2 cañones de doce libras y 2 cañones de dieciocho libras. A día de hoy no queda nada de esta otra batería.

cañon Fuerte Beekenburg
Cañón en el Fuerte Beekenburg.

En 1800 la isla de Curazao fue tomada por los ingleses, quedando allí un destacamento de marines ingleses. Sin embargo en 1803 la isla fue devuelta a los holandeses y el fuerte recuperó una guarnición holandesa.

En mayo de 1805 hubo una nueva guerra con los ingleses y un comodoro Murray con su escuadrón intentó en vano atacar el Fuerte Beekenburg. Un mes después regresó y volvió a intentarlo con más vigor. Logró asentarse en la Bahía de Caracas y se produjo una batalla terrestre de varios días.

Con la ayuda de refuerzos, la guarnición holandesa derrotó a los ingleses y los arrojó al mar.

fuerte Beekenburg
Fuerte Beekenburg en Curazao.

En 1807 la isla se rindió nuevamente a los ingleses. Pero el comandante de Fort Beekenburg, el teniente Hendriks, se negó a entregar el fuerte a los ingleses. Sin embargo, fue traicionado por sus propios hombres que luego abrieron las puertas y desertaron.

Más tarde, la fortaleza fue devuelta una vez más a los holandeses. Posteriormente el Fuerte Beekenburg sirvió como un puesto de avanzada militar hasta mediados del siglo XIX, después de lo cual fue desmantelado.

torre fuerte
Fuerte Beekenburg.

Entre 1927 y 2005 el fuerte fue inaccesible, ya que el área que lo rodeaba era propiedad de una compañía petrolera. En la actualidad, se puede acceder libremente al Fuerte Beekenburg y se puede subir hasta la cima de la torre.

hospital cuarentena
Antiguo y abandonado hospital de cuarentena. Al fondo a la izquierda, fortaleza Beekenburg.

En una colina cercana también hay un hermoso edificio del siglo XIX, abandonado y también de libre acceso, que fue utilizado como hospital de cuarentena. Así, el Fuerte Beekenburg y sus alrededores son realmente una visita a tener en cuenta.










Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.