Los humedales de Woodberry, en Londres

Un antiguo depósito de agua, en los distritos de Hackney, en el noreste de Londres, se ha transformado en una reserva natural increíblemente bella. Estos humedales, llamados Woodberry, de 7 hectáreas, y bordeados por juncos y diques, fueron creado a partir de un pequeño depósito a principios del siglo XIX en Stoke Newington, y se encuentra a solo diez minutos a pie desde la estación de metro de Manor House.

El embalse East Reservoir fue construido en 1.833 para satisfacer la creciente demanda de agua potable en los suburbios de Londres. El agua fue traída a través del río “New River” a través del boscoso pueblo de Stoke Newington. Antes de la construcción del embalse, Woodberry Down, como se llamaba entonces, no era más que praderas en la que pastaba el ganado y pequeños bosques donde vivían jabalís. Poco después de la construcción del depósito, grandes mansiones de estilo victoriano y eduardiano se crearon alrededor del embalse, y Woodberry Down se convirtió en una extensión de lujo de la ciudad.

Las dos guerras mundiales del siglo XX dejaron muchas de las casas y villas de Woodberry Down en ruinas, para que, posteriormente, la ciudad se convirtiese en un proyecto de viviendas de interés social. Unos 2.500 hogares fueron construidos para aquellos con menos recursos, además de una las primeras escuelas del país. Woodberry Down fue aclamado como un éxito utópico. A finales del siglo XX, Woodberry Down, al igual que muchos otros lugares en todo el Reino Unido, cayó en el abandono y desuso. Los depósitos de agua cayeron también en peligro, y la organización Thames Water quiso venderlos, juntos a las tierras adyacentes.

Solo una vigorosa campaña por la población local salvó a los embalses. Más tarde, el depósito oeste se dedicó a la recreación, mientras que el del este continuó sirviendo como un depósito y reserva natural, pero cerrado al público.

Ahora, London Wildlife Trust, en colaboración con Thames Water, han ampliado considerablemente las instalaciones. La reserva natural fue inaugurada el pasado 30 de abril de 2.016 por David Attenborough, y está abierta al público desde el 1 de mayo.

Durante los últimos doscientos años, estos humedales ha estado atrayendo a más de trescientas especies de aves migratorias, siendo hábitat y lugar de anidación de una gran variedad de aves acuáticas, como patos, cisnes, gansos y somormujos, que comparten espacio con las ranas y sapos habituales. Los humedales de Woodberry son también un excelente lugar para ver polillas, libélulas, mariposas y caballitos del diablo en los meses de verano.








0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario