Kandovan: Un pueblo iraní tallado en la roca

Escondido en la esquina noroeste de Irán se encuentra Kandovan, un pueblo que no es solo famoso por su belleza escénica, sino también por las particulares viviendas de sus residentes. Muchas de sus casas se han hecho en cuevas ubicadas en formaciones con forma de cono, originadas naturalmente de cenizas volcánicas y que dan al paisaje un aspecto de gigantesca colonia de termitas. Los residentes actuales de Kandovan afirman que su pueblo tiene más de 700 años de antigüedad. Se cree que las personas que huyeron del ejército mongol, hicieron cuevas en este lugar para esconderse. Las casas son conocidos como “karan” en el dialecto local turco, una palabra que se traduce aproximadamente como el plural de colmena.

Con los años, la gente del pueblo ha ampliado sus casas. Ahora, la mayoría de las viviendas en las cuevas tienen de dos a cuatro pisos, con habitaciones para dormir, sala de estar, sala de almacenamiento y un refugio para animales. Muchas tienen porches, ventanas, puertas y escaleras talladas en la roca. Estas cuevas son también algunas de las casas de más bajo consumo en la Tierra, ya que la roca proporciona un aislamiento adecuado para mantener los interiores cómodos durante las estaciones frías. Las casas también se mantienen frescas en verano.

Si deseas visitar este pueblo único, tienes que saber que se encuentra en la provincia de Azerbaiyán Oriental, en Irán, a 60 kilómetros al sur de la capital de la provincia de Tabriz, en el condado de Osku.








0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario