Un pueblo taiwanés de coloridos murales

Tres hermanas han desatado una nueva vida en las calles del pequeño pueblo taiwanés de Huija con una serie de coloridos murales. Las hermanas estaban de vacaciones visitando a su abuela hace aproximadamente un año. No teniendo nada que hacer, decidieron pintar el exterior de su casa con personajes de dibujos animados, incluso con muñecas Daruma, que son un amuleto de buena suerte en Japón, únicamente para matar el tiempo. En una de las ventanas pintaron un mensaje que dice “Aquí es donde vive la abuela”.

Pronto otros pobladores de la comunidad comenzaron a copiar a las chicas i pintaron sus propias paredes, y antes de darse cuenta, todo el pueblo estaba lleno de coloridos murales. Nuevas ilustraciones aparecen ahora con frecuencia, y en un día, se pueden contemplar todas las pinturas de las casas.

Los niños de algunas escuelas se ofrecen para pintar las casas, e incluso algunos residentes están contratando a profesionales para realizar un murales en sus paredes. Este movimiento de arte espontáneo ha atraído a los turistas, y con ellos, dinero al pequeño pueblo.

El pueblo, que penas veía forasteros, excepto durante las festividades de un templo tres veces al año, tiene ahora turistas casi todos los días. Durante los fines de semana, son muchos los que desde Hong Kong y China se reúnen aquí.








0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario