Yom Kippur, un día sin coches en Israel

Durante 24 horas cada año, en todo Israel, durante la celebración del Yom Kippur, también conocido como Día de la Expiación (el día más sagrado de todo el año para el pueblo judío), es la totalidad de los coches las que deja de circular por el país. Pero no son sólo los coches, también aviones, trenes y cualquier tipo de transporte público deja de moverse. No hay música en la radio, la televisión deja de transmitirse y todas las tiendas y negocios permanecen apagados. Por un día, Israel se asemeja a la escena de una película de apocalipsis.

Durante estas 24 horas, el aire del país (donde la contaminación ronda el 99%) se puede “respirar”, la visibilidad es mejor y el ruido del tráfico está simplemente ausente. Los residentes aprovechan este día para pasear por las calles vacías de las ciudades, algunos de ellos tomando sus bicicletas, patines y patinetas. El dramático descenso de la contaminación en el Yom Kippur indica cuán contaminado está el aire el resto del año.

No es que esté prohibido conducir durante el Yom Kippur, sin mebargo todos los ciudadanos se abstienen de conducir, ya que si hicieran lo contrario, irían en contra de la tradición. De hecho, la conducción es muy peligrosa en este día, la que muchas familias con sus hijos recorren las principales autopistas de Israel en bicicleta.

Durante el Yom Kippur, la mayoría de judíos se someten al ayuno total, absteniéndose de comida y bebida. También existe la prohibición de los placeres físicos, participación en actividades sexuales, uso de zapatos de cuero, lavar cualquier parte del cuerpo (incluyendo cepillado de dientes o cosméticos)… Estas restricciones no se aplican por ley, pero como dijimos anteriormente, es una tradición.

Visitar Israel durante el Yom Kippur, puede ser una experiencia surrealista, ya que cuando un país entero deja de funcionar, las consecuencias pueden ser calamitosas. Salir a comer durante el Yom Kippur resulta muy difícil, ya que gran parte del país está ayunando y es muy poco probable enconrtar alimentos frescos o servicios de comida habitual. Sin embargo, algunos hoteles organizan un buffet limitado de comida sencilla preparada para los clientes que lo deseen.

A pesar de todo esto, son miles los turistas que viajan cada año a Israel durante este período para contemplar esta experiencia única, viendo a los feligreses participar en esta especial oración.








0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario