Castillo de Neuschwanstein, en Alemania

Cerca de la ciudad de Füssen, en el suroeste de Baviera, no muy lejos de la frontera con Austria, se encuentra el majestuoso castillo de Neuschwanstein.

Se trata del edificio más fotografiado en Alemania. Todos los días es visitado por aproximadamente 6.000 personas.

Neuschwanstein

Cerniéndose sobre montañas aparentemente inaccesibles, oculto en los bosques de los Alpes bávaros, el castillo de Neuschwanstein es simplemente encantador. Y habiendo sido restaurado en el año 2.009, ahora se ve incluso más majestuoso y elegante.

Un poco de historia


Neuschwanstein (Postkartenperspektive)

El castillo de Neuschwanstein no fue construido como una estructura defensiva. Tampoco fue levantado para celebrar ningún tipo de festividad real. Neuschwanstein es, en realidad, el resultado de la fantasía romántica del “Rey Loco” Luis II de Baviera. Fue él quien encargó en 1.869 rebajar una meseta de roca 8 metros para crear un milagro de la arquitectura: el actual castillo Neuschwanstein, en estilo medieval.

Anteriormente la fortaleza fue conocida como “castillo de Hohenschwangau”, en honor al lugar en el que Luis II pasó su juventud.

Para la construcción del castillo de Neuschwanstein, se gastó una cantidad récord de 6 millones de marcos de oro en aquel momento. Inmediatamente después de la muerte de Luis II de Baviera, el castillo se abrió al público para que, de alguna manera, se pudiera recuperar el dineral que costó su construcción.

Los alemanes estiman que para recuperar todo lo invertido en el castillo, es necesario que cada uno de los habitantes del planeta visite Neuschwanstein al menos una vez en su vida.

Neuschwanstein

La primera piedra del castillo, que más tarde se convirtió en una de las más famosas de Alemania, se puso el 5 de septiembre de 1.869. En ese momento ya se había adecuado un camino hasta el lugar. La construcción se alargó durante 17 años, pero, lamentablemente, nunca se llegó a completar.

Neuschwanstein

Durante cuatro años, los constructores lograron erigir varios pisos del castillo y las puertas. Durante aquella etapa, la primera parte que se amuebló fue la correspondiente a las cámaras reales del tercer piso, siendo quizá lo más interesante para ver hoy en día.


Habitación del castillo de Neuschwanstein.

La construcción del castillo cesó solo en 1.886, después de la muerte del rey, quedando la sala del caballero, la terraza occidental y algunas otras instalaciones sin terminar. Igualmente, una iglesia en estilo gótico que constaba en los planos, nunca se llegó a hacer realidad.

Mitos y leyendas


NeuSchwanstein

Los castillos de Alemania están llenos de leyendas. Durante la Segunda Guerra Mundial, Neuschwanstein fue el lugar de almacenamiento del oro del banco central de alemania Reichsbank. Cuando, poco antes del final de la guerra, el oro fue llevado a un destino desconocido, se comenzó a decir que se había perdido en el cercano lago Alat, a escasos 10 kilómetros de Neuschwanstein .

Schloss Neuschwanstein

Por otro lado, el nombre Neuschwanstein se traduce como “La Nueva Piedra del Cisne”, y es que dentro del castillo, los motivos del cisne realmente dominan. El cisne es un símbolo heráldico del conde Schwangau, cuyo sucesor fue el padre de Luis II de Baviera, Maximiliano II de Baviera. Luis era un gran admirador de Richard Wagner, identificándose con uno de los personajes de sus óperas: el Caballero del Cisne. Habiendo heredado el trono real, Luis II encarnó su antigua fantasía: mandó levantar un castillo de cisnes de una belleza incomparable.

Interior del castillo

Entre las decoraciones artísticas del castillo destacan varias ilustraciones de las óperas de Richard Wagner y obras del folclore alemán.

Actualmente, el castillo es un museo abierto a los visitantes durante todo el año, excepto los días festivos.

Guías de audio


Entrada a Neuschwanstein
Entrada al castillo de Neuschwanstein.

En la entrada a Neuschwanstein es posible obtener una guía de audio. La historia del castillo no comienza en la Edad Media, por lo que durante más de 140 años el castillo no se ha visto inundado de leyendas e historias. A diferencia de otros castillos, Neuschwanstein no experimentó guerras sangrientas, no torturaba a los prisioneros y tampoco envenenaba a los reyes. Tal vez, es por eso que las guías estan disponibles en docenas de idiomas.

Zu Besuch von Schloss Neuschwanstein im Winter (Blick von der Marienbrücke)
Castillo de Neuschwanstein nevado.

Castillo de Neuschwanstein en el mapa


Castillo de Neuschwanstein desde el aire














0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario