Lübeck, la Reina de la Liga Hanseática, en Alemania

Lübeck es una parada esencial en cualquier viaje por el norte de Alemania. La antigua “Reina de la Liga Hanseática” fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1.987.

Introducción


GE - Lubeck

Con solo echar un vistazo a la imagen superior de Lübeck vista desde el aire, se pueden ver algunas de sus principales características, como que cuenta con un trazado de calles medieval rodeado por un río y un puerto que una vez sirvió como foso. También es el hogar de siete grandes iglesias con campanarios que se alzan hacia el cielo y, unos pocos kilómetros más allá del centro de la ciudad, se ve el antiguo pueblo de pescadores de Travemünde en el Mar Báltico, un popular balneario que alguna vez sirvió como puerta de entrada de Lübeck a las rutas comerciales hanseáticas en el norte de Europa.

Lübeck
Catedral de Lübeck.

Varios cientos de casas, iglesias y patios dentro de Lübeck son monumentos históricos protegidos, y el auténtico ambiente y atmósfera hanseática de la ciudad, convierten este lugar en un popular destino entre alemanes, escandinavos y otros europeos durante gran parte del año, incluido el invierno, cuando en Lübeck los mercados de Navidad están repletos de suecos, finlandeses y alemanes.

Si se viaja a Lübeck es recomendable pasar al menos un par de noches.

Historia


Lübeck fue fundada como “Liubice” (que significa “la adorable” o “la bella”) alrededor del año 1.000 después de Cristo. Este nombre no duró mucho, ya que en 1.143 el conde Adolfo II de Schauenburg lo cambió cuando construyó un centro comercial en la ubicación actual de la ciudad. La ciudad fue destruida por un incendio en 1.157, y Adolfo, desilusionado, se la entregó a Enrique el León, quien comenzó la construcción de una nueva ciudad en 1.159. En pocos años, Lübeck fue la respuesta del Báltico a Venecia y el diseño de la ciudad se ha mantenido esencialmente sin cambios desde el siglo XII.

Holsteintor
Puerta de Holsten.

En 1.226, Lübeck se convirtió en una Ciudad Imperial Libre que reportaba directamente al Emperador del Sacro Imperio Romano. Desde finales de los años 1.200 hasta finales de 1.600, Lübeck fue la capital de la Liga Hanseática, una organización de ciudades-estado mercantes en la región del Báltico. A finales del 1.600, Lübeck era la tercera ciudad más grande del Sacro Imperio Romano, superada únicamente por Colonia y Praga. La ciudad permaneció libre hasta 1.806, cuando fue ocupada por los franceses durante varios años y luego se unió a la Confederación del Norte de Alemania.

Lübeck from  Above 1
Iglesia de San Pedro.

En el siglo XX, Lübeck enfrentó su mayor desafío después del bombardeo británico la víspera del Domingo de Ramos en 1.942. Una quinta parte del centro histórico de la ciudad fue destruio por las nuevas bombas incendiarias de la RAF. El 28 y 29 de marzo de aquel año, 400 toneladas de bombas fueron lanzadas sobre Lübeck, dos tercios de ellas incendiarias. La ciudad fue destruida más ferozmente que cualquier otra ciudad alemana hasta la fecha, con aproximadamente 1.000 fallecidos y heridos y más de 16.000 personas sin hogar. De los 3.400 edificios dañados o destruidos, más de 3.000 eran residenciales, mientras que 250 eran industriales.

Lübeck

La reconstrucción de los barrios devastados de Lübeck comenzó en 1.949. Desafortunadamente, muchos de los nuevos edificios no estaban en consonancia con sus predecesores medievales, y edificios que los historiadores y conservacionistas consideraron monstruosidades, se siguieron construyendo en la ciudad hasta la actualidad.

Lübeck

Aún así, la historia se encuentra en cada esquina de Lübeck y, a diferencia de algunas ciudades históricas, Lübeck es una ciudad activa y no solo un museo al aire libre para los turistas. Ya sea que se visite las grandes iglesias de Lübeck, se recorran edificios históricos públicos y museos, o se explore pasajes peatonales semiocultos con sus pequeñas casas de campo y jardines, cada visitante disfrutará de su tiempo en “la ciudad Hansa de Lübeck”.

¿Qué ver en Lübeck?


Entre las atracciones más famosas de Lübeck, se pueden destacar…

Puerta de Holsten


Holsten Gate, Lübeck

La de Holsten es una de las antiguas puertas de la ciudad de Lübeck. Estuvo equipada con 30 cañones durante la Baja Edad Media, aunque ninguno llegó a disparar un solo tiro. Forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Iglesia de Santa María


Lübeck

Esta iglesia luterana, en una incomparable atmósfera, está repleta de arte en todos sus rincones y cuenta con una capilla muy conmovedora. Fue construida entre 1.250 y 1.350 y es la tercera iglesia más grande de Alemania.

Hospital del Espíritu Santo


Heiligen-Geist-Hospital, Lübeck

Los simpáticos y responsables residentes de Lübeck construyeron el Hospital del Espíritu Santo (Hospital of the Holy Spirit), donde se brindaba atención a los ancianos y enfermos ya en el siglo XIII.

Buddenbrook-House


Buddenbrook Haus in Lubeck

Heinrich y Thomas Mann son dos de los hijos más famosos de Lübeck. The Buddenbrook-House está dedicado a estos dos escritores y “Los Buddenbrook”. Este es el lugar para descubrir todo lo relacionado con la familia Mann y sus obras. Se puede caminar por la casa, a través de sus habitaciones auténticamente amuebladas, y sentirse como si se estuviese dentro de una de las novelas de los Mann.

Iglesia de San Pedro


St. Peter's Church In Lubeck, Germany

Esta iglesia románica se erigió entre 1.227 y 1.250. Ya no se usa para los servicios de la iglesia. Hoy en día, la gran y brillante iglesia se utiliza para eventos y exposiciones. Además, cuenta con una plataforma de observación que ofrece una vista espectacular del casco antiguo de Lübeck. Durante la temporada de Navidad, un hermoso mercado de artesanos se instala en su interior.

Catedral de Lübeck


吕贝克(Lubeck), Germany

La Catedral de Lübeck se remonta al año 1.173. La enorme Cruz del Triunfo del siglo XV y la bella la fachada fueron realizadas por el maestro de Lübeck, Bernt Notke. También se puede contemplar magníficas vidrieras modernas.

Ayuntamiento de Lübeck


Lübeck: Rathaus

El Ayuntamiento de Lübeck es uno de los ayuntamientos más bellos de Alemania. Su construcción comenzó en 1.230, justo en el centro del casco antiguo. Los ladrillos oscuros del ayuntamiento contrastan notablemente con la construcción tradicional de ladrillo rojo de los edificios circundantes. Los patricios extendieron el edificio varias veces, agregando la magnífica fachada de piedra caliza, un balcón decorativo y las tres torres, conocidas localmente como los “gigantes”.

Füchtingshof


Füchtingshof

Füchtingshof se encuentra en Glockengießerstraße, tras la iglesia de Santa Catalina. Es uno de los patios más grandes y magníficos de Lübeck. Este área de viviendas barrocas pertenece a la fundación benéfica “Testamento Johann Füchting” que todavía existe hoy como una fundación autónoma. Desde 1.639, el patio sirve como una urbanización para viudas de marineros y comerciantes. Después de una modernización y renovación en la década de 1.970, existen 28 apartamentos. Todavía habitado hoy, este patio se convirtió en un oasis en el centro del casco antiguo.













0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario