Los buques de la Reserva Nacional de Defensa Americana


Después de la Segunda Guerra Mundial, los Estados Unidos estableció una Flota Nacional de Defensa (NDFR): una reserva de buques con fines de emergencia y defensa nacional. La flota consistía en su mayoría en buques mercantes que podrían proporcionar ayuda durante circunstancias de emergencia nacional, ya fueran militares o no militares, como las crisis de navegación comercial. En su apogeo, en el año 1.950, la NDFR constaba de 2.277 buques repartidos en ocho lugares diferentes: el río James, Virginia; Beaumont, Texas; Suisun Bay, California; Stony Point, Nueva York; Wilmington, Carolina del Norte; Mobile, Alabama; Astoria, Oregon; y Olympia, Washington.

Únicamente en los tres primeros existen buques en la actualidad. Los largos años de abandono y desuso han convertido a estos buques en naufragios, contaminando las aguas con metales pesados y productos químicos peligrosos. A principios de 2.015, la NDFR solo contaba con 122 embarcaciones, y sus números se van reduciendo poco a poco.

Desde su creación, los buques de la NDFR se utilizaron en un total de siete guerras y varias situaciones de crisis. Durante la Guerra de Corea, 540 buques fueron destruidos. Durante los años 1.951-1.952, se utilizaron 540 buques en el norte de Europa y en la India. Desde 1.955 a 1.964, se utilizaron otros 600 barcos para distintos almacenajes. Otros 223 buques de carga y 23 busques tanque fueron utilizados tras el cierre del canal de Suez en 1.956. Durante la crisis de 1.961 en Berlín, 18 buques mantuvieron su servicio hasta el 1.970. Otras 172 embarcaciones fueron enviadas a la guerra de Vietnam.

En el año 1.976, la NDFR fue ampliada por flotas de reserva para emergencias militares (RFF). En agosto de 1.990, 78 barcos fueron desplegados para acciones de ayuda en las operaciones de la Tormenta del Desierto, durante la Guerra del Golfo.

En el año 2.005, se utilizaron 5 buques de la RRF y 4 de la NDFR para las operaciones de socorro en las escuelas afectadas por los huracanes Katrina y Rica. Cuando un devastador terremoto azotó a Haití el 12 de enero de 2.010, 6 buques participaron en los esfuerzos de socorro. Durante el huracán Sandy también se utilizó una embarcación de RRF y dos de NDRF.

Con los años, la Administración Marítima Federal (MARAD) ha ido enviando sus buques obsoletos a la chaterrería para su reciclaje, incluso algunos de ellos han sido hundidos para su uso como arrecifes artificiales, como el “Kittiwake”, que fue hundido cerca de las Islas Caimán.

Una de las reservas de buques más famosas se ubicó en la bahía de Suisun y, en su apogeo, en 1.952, contaba con 340 barcos anclados. Hoy en día, menos de 50 barcos permanecen allí, aunque sigue representando uno de los lugares con mayor número de embarcaciones que compusieron la NDRF.

Los barcos, como decíamos anteriormente, han estado contaminando la bahía, una zona medioambiental crítica para los peces y la vida silvestre, con materiales tóxicos. La Adminitración Marítimaha ha prometido reducir la flota gradualmente para que en 2.017 no quede ningún barco contaminando.





Autor

Quiza tambien le interese

0 Comments

Todavia sin comentarios!

Puede ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario